Crisis en Europa: la deuda de Hungría bajó a la categoría ‘basura’

Las calificadoras de riesgo señalaron que el panorama financiero del país es negativo, por eso el Gobierno busca un acuerdo con el FMI. 

Las calificadoras de riesgo le bajaron el pulgar a Hungría. La deuda soberana del país quedó en la categoría “basura” por las dudas que generan las políticas implementadas, un conjunto de medidas que no invita a mejorar el clima de inversión.

Fitch Ratings rebajó las calificaciones de Hungría en un escalón a BB+ desde BBB-, con un panorama “negativo”, poniendo los bonos del país en la categoría de mayor riesgo; las agencias calificadoras Moodys y Standard & Poors ya habían calificado a Hungría por debajo
del grado de inversión.

Esto “refleja el deterioro adicional en el ambiente fiscal y de financiamiento externo y el panorama de crecimiento del país, causado en parte por nuevas políticas económicas poco ortodoxas que están socavando la confianza del inversionista y complicando las negociaciones para un nuevo acuerdo con el FMI y la UE”, dijo Matteo Napolitano, director del grupo soberano de Fitch.

El Gobierno húngaro del primer ministro Viktor Orban, que calificó de sorpresiva la medida de Fitch, ha tratado de aliviar las tensiones con los mercados financieros sugiriendo que está dispuesto a trabajar rápidamente hacia un acuerdo con el FMI.

Pero el Ejecutivo enfrentará difíciles negociaciones para un nuevo acuerdo de financiamiento con representantes del FMI y la Unión Europea este mes. Los organismos internacionales han dejado en claro que el Gobierno húngaro debe cambiar su postura sobre una ley que, según ellos, compromete la independencia del Banco Central.

Un nuevo acuerdo de financiamiento es crucial para Budapest, que tiene que responder a casi 5.000 millones de euros de deuda externa en el 2012, además de vencimientos de papeles en florines, mientras comienza a repagar el anterior préstamo de la UE y el FMI que salvó al país del colapso financiero en el 2008.
 

Tags relacionados
Noticias del día