Contener la tendencia alcista no dependerá del BCRA

Nuestra visión original era que el próximo gobierno, incluso uno presidio por Daniel Scioli, en algún momento iba a tener que liberar el cepo, es decir, esperábamos que con el tiempo la brecha fuera convergiendo hasta que llegara a cero. Y eso es lo que venía pasando, la tendencia seguía esa línea, una brecha que se iba achicando.


Sin embargo, lo que está pasando es que el mercado está asimilando un nuevo escenario, que de todas formas es incierto. Actualmente, con las decisiones que viene tomando Scioli, creo que el mercado está incorporando la idea de una brecha más alta para el próximo año, debido a que no prevé cambios en la política en 2016.


En cuanto a que esta tendencia alcista del blue persista, creo que no dependerá tanto de la capacidad del Banco Central (BCRA) de manejarlo, sino de lo que los inversores esperan para el año que viene. Por eso es que tampoco creo que el Central haya intentado, y con éxito, controlar al dólar blue en los últimos meses, sino que era la expectativa del mercado la que lo mantenía calmo.


Mientras tanto, es probable que en el corto plazo la volatilidad siga, al menos hasta que se clarifique un poco qué posición tomará Scioli. En esa línea, entiendo que como su intención es ganar las elecciones, en algún momento deberá abandonar el discurso de la continuidad del modelo.


Si bien en el mercado se lo veía a Scioli haciéndose más kirchenerista, ahora restaría ver la segunda parte, que ya siendo candidato del oficialismo empiece a despegarse. En definitiva, creemos que después de las PASO va a salir a buscar un discurso de centro.


En cuanto a los máximos que pudiera alcanzar el blue, no es prudente hablar de números. Aún así, como en el pasado el dólar blue ha tendido a sobrerreaccionar en momentos de turbulencia es posible verlo en niveles más altos.

Aunque no creo que vuelva a recuperar los $ 15, tampoco se puede descartar esta posibilidad.


Por otro lado, en pocos días las empresas para pagar el aguinaldo, sin embargo, a diferencia de otras épocas, en este momento será secundario para el mercado de cambios. Lo que vimos en estos días está totalmente vinculado a las novedades políticas, el timing fue casi absoluto. Hubo varios meses de tranquilidad cambiaria y, de un día para el otro, se dio este movimiento alcista.

Tags relacionados