Con el buen dato de inflación de junio, el BCRA mantuvo estable la tasa

En el debut del IPC de cobertura nacional, 1,2% en junio, el buen dato permitió al BCRA mantener estable la tasa de referencia en 26,25%. La inflación núcleo también bajó, aunque no tanto en la serie que compara con mayo. La autoridad monetaria mantiene la "cautela". 

Tras conocerse un dato de inflación de junio dentro de expectativas más bien optimistas, el Banco Central (BCRA) decidió mantener sin cambios a la tasa de referencia en 26,25%, señaló que se ha retomado el sendero de desinflación y remarcó que mantiene la cautela.

El Indec publicó ayer por primera vez un dato de inflación nacional, que dio 1,2% en junio pasado. La inflación núcleo, que sigue la tendencia de los precios más allá de subas de una sola vez y estacionales, avanzó por su parte 1,3% (Ver página 2 del diario). Es una baja aunque antes el indicador no era nacional respecto del 1,3% que marcó el nivel general en mayo y, más aún, respecto del 1,6% que había alcanzado la inflación núcleo.

"Los datos de mayo y junio, así como los indicadores de alta frecuencia de fuentes privadas y estatales monitoreados por el BCRA, indican que la economía ha retomado el sendero de desinflación", dijo la entidad conducida por Federico Sturzenegger. "Si bien la inflación núcleo del mes de junio fue inferior a la de meses anteriores, esta evolución debe tomarse con cautela dada la persistencia que ha mostrado durante este año en niveles superiores a los buscados", agregó.

En abril, el BCRA había calculado que para alcanzar su meta de entre 12% y 17% para este año necesitaría que la inflación núcleo siguiera un sendero descendente que la ubicaba en 1,1% mensual en junio, no tan lejos del registro publicado ayer. Sin embargo, la desaceleración de precios tendría que ser muy significativa para que la meta se vuelva cercana.

"La inflación mensual promedio deberá ser de 0,76% para alcanzar el target del BCRA", calculó ayer un análisis de Elypsis.

La cautela de la que habla el BCRA en su comunicado era leída en el mercado como un compás de espera a ver cómo evolucionan los precios de julio, golpeados por la suba del dólar y distintos aumentos puntuales.

"Tienen un buen dato ahora pero estamos atentos a lo que pase julio, las series que seguimos dan estimaciones de hasta 2,1 para este mes, aunque todavía falta mucho", dijo Nicolás Chiesa, senior trader de Balanz Capital (que ayer recomendaba reaccionar a la tasa estable y los datos de precios yendo a bonos atados a CER).

Ayer, en varios bancos apostaban por una suba de la tasa de referencia el centro del corredor de pases a 7 días, en 26,25% que acercara al piso de ese corredor del 25,50% actual al 26,25% que rendían ayer las letras Lebac más cortas en el mercado secundario. El BCRA subió la tasa 75 puntos básicos al plazo más corto respecto de la última licitación de Lebac, para contener el traslado a precios de la suba del dólar y los movimientos de precios de principios de julio. Las previsiones no se cumplieron, el BCRA decidió mantener caminos distintos para los pases y las Lebac.

"Las dos tasas buscan anclar expectativas de inflación por caminos distintos, la de referencia tratando de controlar la inflación núcleo y moderando los impactos de segunda vuelta de las subas programadas para este mes, mientras la Lebac intenta controlar la suba del dólar y la expansión monetaria para acotar el traslado a precios de esa suba", analizó Federico Furiase, de Bein & Asociados.

Con la publicación del IPC nacional el BCRA finalmente tiene su índice de precios al que atar sus metas de inflación. Cuando se lanzó el régimen de metas, en septiembre de 2016, la entidad dijo que usaría el índice más abarcativo que publicara Indec. Hasta ahora, ese era el IPC GBA (ahora incluido en el índice nacional). En su debut, el índice ayudó algo muy poco a que el BCRA alcance su meta de entre 12% y 17% para este año: el IPC GBA marcó 1,4% en su nivel general y 1,5% la versión núcleo, algo por encima de la medición nacional (sobre todo en materia de inflación núcleo, lo que explica la "cautela").

La inflación acumulada en lo que va del año, según el nuevo IPC, es de 11,8%, mientras que el IPC GBA acumula 12% en seis meses. Al menos, por un mes más, los datos se mantendrán por fuera del rango de las metas.

Tags relacionados