Con Sandleris, el acuerdo con el FMI conserva bandas de flotación para dólar

Las negociaciones con el Fondo, que se anunciarían en las próximas horas incluirían esta medida. Sandleris, nuevo presidente del BCRA fue parte de la negociación para ese punto y actuará como "garante del acuerdo" .

El acuerdo FMI II que en pocas horas será dado a conocer por el Gobierno y el organismo multilateral mantiene el esquema de control férreo al dólar a través del sistema de bandas de flotación. La salida de Luis Caputo de la presidencia del Banco Central (BCRA) y su reemplazo por Guido Sandleris no altera ese punto del acuerdo, que será implementado por la mesa de operaciones de la entidad con el trader Gustavo Cañonero entre sus miembros.


La llegada del ex secretario de Política Económica al BCRA, Guido Sandleris, implica un crecimiento del poder del ministro de Hacienda Nicolas Dujovne en el gabinete económico del Gobierno luego de que Caputo quedara relegado en las negociaciones con el organismo que preside Christine Lagarde.


Sin embargo, el acuerdo que se anuncia mañana incluye el esquema de bandas de flotación para la política cambiaria y, con la salida de Caputo, Sandleris será el encargado de implementarlo.


Tanto Sandleris como el vicepresidente del BCRA nombrado por Caputo, el ex Deutsche Bank Gustavo Cañonero, estuvieron al frente de las negociaciones con el FMI en los últimos días. Fuentes de la entidad de la calle Reconquista dijeron a El Cronista esta mañana que ellos dos serán los “garantes del acuerdo .

 

El sistema de bandas de flotación establece un piso y un techo para el precio del dólar. Cuando la cotización en el mercado cambiario toca el techo de las bandas, el BCRA vende reservas para evitar que el dólar lo supere. A la inversa, si en algún momento el dólar toca el piso de las bandas, el BCRA compra reservas para evitar que el dólar se atrase. Esto implica un control mucho más férreo del dólar para el plazo de vida del acuerdo con el Fondo.


A las 10,30, la información que salía de la calle Reconquista era que ninguno de los directores del Central renunciaba junto con el ahora ex presidente Caputo. Sin embargo, una hora más tarde las fuentes aseguraban que "no todos" dejarían su puesto y algunos permanecerían.


El vicepresidente, Gustavo Cañonero, que había llegado de la mano de Caputo seguía en su puesto. También Pablo Curat, Francisco Gismondi, Horacio Liendo, Pablo Quirno -otro puesto por Caputo-, Enrique Szewach y Fabián Zampone.

Tags relacionados