Leonardo Chialva, Director de Delphos Investment

Chialva: "Luego del FMI, esperamos una mayor dureza monetaria y fiscal"

El economista entiende que luego de la corrida y del acuerdo con el FMI, estamos frente a un volver a empezar en la gestión de Macri. Ve al dólar mas cerca de un techo que de un piso. El carry trade pasó a ser una estrategia de corto plazo

Finalmente el jueves pasado se anunció el acuerdo con el FMI, anticipando un crédito por 50.000 millones de dólares en tres años, lo que implica una serie de condicionamientos en materia fiscal y monetaria. Además, el organismo de crédito ha buscado restablecer la independencia del Banco Central (BCRA), algo que el mercado venia pidiendo. Los activos se movieron el viernes en línea con lo esperado: suba de acciones y bonos, más dólar con un salto importante. Para hacer un balance luego del acuerdo, El Cronista tuvo acceso al análisis de Leonardo Chialva, Director de Delphos Investment, quien se muestra positivo y espera una mayor dureza monetaria y fiscal pero también advierte que si bien estamos viendo una formación de piso, difícilmente vayamos a ver que los activos entren en un fuerte mercado alcista que lleve a quebrar máximos de enero pasado.

¿Qué significa para vos volver al FMI?

Hay dos mensajes de volver al FMI. Por un lado el mensaje al mundo, que es blindarse. Contar con el financiamiento para los próximos años. El segundo mensaje fue más bien local y generó desconfianza porque el Gobierno recurrió a un financiamiento de emergencia con un discurso de que no existían problemas. ¿Por qué Argentina tuvo que internarse en terapia intensiva si estaba todo bien? No cerró ese discurso para los locales. Hubo una falla en la comunicación y si bien se dijeron muchas cosas, esto no es un 2001 y con tan solo mirar los números te das cuenta que no estamos en un contexto similar.

Se vivió un escenario de mucho temor.

Exactamente. Y eso lo explica la dolarización masiva de portafolios. Para cortarlo se necesita un shock de confianza. Y el gobierno confía en que el paquete del FMI servirá para eso. Hoy en día estamos en un contexto en el cual la psicología juega un rol clave y si la volatilidad internacional fue tan solo un estornudo y no viene la gripe, Argentina entonces debería estabilizarse, pudiendo esto llegar a ser una buena oportunidad para reconstruir portafolios con riesgo argentino.

Yendo a las inversiones. La estrategia de carry trade esta golpeada.

No fueron meses fáciles para las apuestas en pesos. Aun así, si el mundo sigue como está, el dólar está más cerca de un techo que de un piso. Pero ahora entramos en un esquema de tipo de cambio real más alto. Si vuelve, el carry trade será solo para algunos momentos. No será una estrategia, sino más bien una alocación táctica. Es clave lo que pase a nivel global.

¿Y en los bonos de dólares?

Son los primeros que deben dar la señal de cambio del estado de ánimo de los inversores. Algo así empezamos a ver en los últimos días. Por ahí debería empezar la recuperación argentina. La parte media de la curva tiene mucho spread para recortar contra comparables. Aquellas carteras que soporten el riesgo deberían pensar que hay puntos de entrada interesantes. Pensar que Argentina se va a caer del mundo me suena muy extremista. Hoy los bonos tienen incorporado un escenario bastante negativo.

Pasamos del extremo optimismo al extremo pesimismo.

Y sí. Los mercados son así. El flujo mata fundamentos en el corto plazo. Veo que estamos en un contexto opuesto al de enero. En su momento había un extremo optimismo en el cual se forzaban los modelos con escenarios muy optimistas para justificar valuaciones elevadas de acciones, spread de bonos o el nivel del tipo de cambio. Vimos algunos casos muy exitosos de salidas a Bolsa (IPO) y follow on a precios muy elevados. La visión optimista de los inversores externos llevó las valuaciones a niveles exorbitantes. Muchos locales no logramos explicar esos valores. Luego se dieron señales de alertas con IPOs fallidos y compras de empresas por debajo de sus cotizaciones. Posteriormente se dio el desplome y la corrida. Hoy en cambio veo valuaciones más razonables. El equity argentino no esta barato pero dejó de estar caro. Diría que si el mundo aguanta entonces hay margen para mejorar un tanto las valuaciones. Si lo que ocurrió en el mundo apenas fue un estornudo, y el mundo sigue creciendo y comportándose de una manera razonable, entonces podríamos ilusionarnos con que el piso fue el de mayo.

El mercado detuvo la caída en las últimas sesiones y estuvo rebotando, ayudado por noticias del FMI también.

Creo que lo que estamos viendo en estos días es la formación de un piso. Ello no significa que arranca un rebote para volver a máximos de enero pero creo que puede haber una lateralización alcista.

¿Qué balance corrida desde el lado macro?

Creo que estamos de cara a un volver a empezar del Gobierno. Si se recuerda el escenario en que el Macri asume en 2015, lo primero que tuvo que hacer es desarmar el cepo, evitar una escalada del dólar y controlar tanto la inflación como el nivel de actividad. El primer balance de las medidas tomadas fue muy bueno, con control de la inflación pero un golpe en la actividad, la contracción económica de 2016.

Hoy creo que estamos camino a un escenario similar en el que debe controlar la escalda del tipo de cambio, evitando que se traslade a precios y buscando normalizar la actividad. Luego del movimiento de las variables, vamos a ver un salto de inflación, probablemente con un pico en los meses de septiembre y octubre, y nuevamente estaremos con al menos dos trimestres recesivos. Similar a 2016.

El FMI exige mayor ajuste fiscal y monetario...

Dada la intervención del FMI nos imaginamos una mayor dureza monetaria y fiscal. No creemos que el BCRA vuelva a cometer los errores de 2016 de bajar rápidamente la tasa de interés. El último reporte de expectativas espera una baja de tasa a partir de julio, sin embargo a nosotros nos cuesta creer que el BCRA pueda hacerlo. En concreto, vemos una política monetaria más estricta hasta octubre o noviembre, con la inflación haciendo pico, y no esperamos que el BCRA se vuelva a apurar.

Fuerte golpe para la economía real.

Lamentablemente la calle lo va sufrir. Lo más lamentable es que cuando parecía que finalmente rompíamos el máximo nivel de actividad que Argentina tocó en 2014, otra vez giramos para abajo, un ciclo económico en el que no crecemos desde hace 7 años.

¿Como ves el frente político?

Si hacemos un repaso de mediano plazo vemos que en la recuperación de la bolsa desde 2013, las grandes patas alcistas están relacionadas con eventos políticos. La victoria de Massa en 2013, la de Macri en 2015 y, más tarde, las legislativas de 2017, sustentaron los grandes movimientos. Ahora bien, el Gobierno en el FMI genera debilidad política interna y por eso no veo flujos de entrada dramáticos. El horizonte político no está despejado. Sin embargo, si el 2018 de Macri es parecido al de 2016, aun podría haber espacio para una recuperación en 2019.

Tags relacionados
Noticias del día