HAB AN ARRANCADO CON UNA BAJA DEL 3,5% EN PROMEDIO PERO TERMINARON SALTANDO ENTRE 4% Y 3%

Bonos rebotaron gracias al FMI pero títulos largos siguen fuera del menú

"Los bonos en dólares están rindiendo cerca del 5% a menos de un año. No recomendamos irnos a los bonos largos hasta que se calme un poco el contexto externo", advierten

El presidente Mauricio Macri anunció que comenzó a hablar con el FMI para la aprobación de una "línea de crédito flexible" a la vez que el Ministro de Hacienda Nicolás Dujovne dijo que los detalles sobre el monto o las tasas de interés aún no han sido discutidos. La volatilidad con la que viene operando el mercado en las últimas ruedas se mantuvo en la jornada de ayer y los bonos en dólares, que habían arrancado con una baja del 3,5% en promedio, terminaron rebotando con fuerza luego del anuncio y saltaron entre 4% y 3%. El riesgo país se recuperó hasta las 465 unidades tras el anuncio después de haber trepado a 485 puntos, récord durante la gestión actual.

Las tasas que ofrecen los bonos en dólares son más que interesantes para un posicionamiento de mediano plazo aunque la mayoría de los analistas aún considera que lo más conveniente resulta refugiarse en la parte corta de la curva.

Respecto del acuerdo con el FMI, Ezequiel Zambaglione, Head of Research de Max Valores señala que "tras el recorte de la meta fiscal hasta el 2,7% para 2018, las necesidades de financiación restantes para este año rondarán los u$s 5.000 millones. La línea sería suficiente para cubrir el programa gradualista del presidente Macri, ya que los objetivos fiscales son 2,1% (u$s 13.000 millones) para 2019 y 1,2% (u$s 7.500 millones) para 2020. La refinanciación de la deuda provendría del sector privado.

A su vez, el especialista sostiene que "creemos que el mercado debería recibir las noticias con buenos ojos, aclarando algunas dudas sobre los problemas para encontrar financiamiento en los mercados extranjeros, en un escenario de aplanamiento en la curva dólares y con el bono más corto a 2019 operando con una tasa por encima del 4%".

En cuanto a los interrogantes que se aproximan, Zambaglione resalta que "tenemos algunas dudas sobre el impacto político de las noticias, considerando la historia argentina con el FMI, y especialmente con la imagen positiva de Macri que se ubica en el nivel más bajo desde las últimas elecciones, teniendo en cuenta que se aproximan las próximas elecciones presidenciales en más de un año".

Por su parte, Gustavo Cañonero, Partner y Head Strategist de SBS agrega que "creemos en la buena perspectiva del crédito argentino porque confiamos en la resolución del Gobierno de seguir ajustando la macroeconomía de forma sustentable". Sin embargo, Cañonero también destaca que "creemos que en el corto plazo las medidas anunciadas la semana pasada traerán nuevas dudas sobre el crecimiento económico, la inflación, y por sobre todas las cosas el apoyo futuro a las políticas del gobierno. Por eso y por el riesgo de seguir viendo una oposición muy beligerante".

Desde el lado operativo, señala que "hay concentrarse en la parte corta y media de la curva de dólares, aprovechando buenas oportunidades en bonos provinciales (PBA 21 y 24) que rinden 6,9% y 7,6% o bonos soberanos que ya están por arriba del 6% para tramos relativamente cortos, como el caso del AA21. Para los que coinciden con nuestra visión más constructiva y considerando que las tasas afuera parecieran estar entrando en un nuevo rango, sugerimos mirar los bonos Discounts, y más largos aún, pero a conciencia que todavía pueden traer mucha volatilidad en los meses por venir".

En cuanto al posicionamiento de bonos, Alejandro Kowalczuk, Head Portfolio Manager de Argenfunds, sostiene la recomendación que viene proponiendo desde la compañía desde octubre - noviembre de 2017, que es no estar posicionados en la parte larga y sólo operar en este tramo para trading de corto plazo, asumiendo riesgo y por un porcentaje acotado de la cartera. "Esta estrategia fue la correcta y seguimos manteniendo esta recomendación al día de la fecha. No encontramos fundamentals que justifiquen una estrategia de buy & hold en la parte larga, la semana pasada la calificadora Fitch convalidó este escenario bajando la perspectiva de la nota de deuda de positiva a estable y ayer se anunció que manera preventiva se han iniciado conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que nos otorgue una línea de apoyo financiero que rondaría los u$s 30.000 millones". Alejandro Kowalczuk agrega que "estos hechos demuestran que el mercado no sólo no está esperando una mejora en los fundamentals macro, sino que ve cierta degradación en las variables, lo que llevó la prima de riesgo de los Credit Default Swap (CDS) a 10 años a superar los 525 puntos básicos, niveles que no veíamos desde finales de 2016 y lo vemos también reflejado en el desarme de posiciones de carry trade, lo que empuja la cotización del dólar y niveles de tasas en pesos. Insistimos en mantener una cartera con una duration acotada en torno a los 3/4 años y buscar ahora títulos del tramo corto y medio cuyos rendimientos se ubiquen por sobre los observados en febrero pasado".

Por otro lado, Francisco Choe, Portfolio Manager de Fima Fondos de Inversión, afirma que "se observa un menor apetito global de los activos de mercados emergentes, ante riesgos de una mayor suba de la tasas de interés por parte de la Fed y por recortes en proyecciones de crecimiento de algunas economías. En este contexto, los activos de renta fija local en dólares han sufrido en mayor medida, considerando cierta saturación desde el lado de la oferta como así también por ser un mercado de beta alto". Desde el lado operativo, Choe agrega que "a medida que el mercado vaya encontrando estabilidad, vemos atractivo los bonos del tramo corto de la curva como el AA19 y AA21, que luego de ampliar sus spreads desde comienzos del año, están ofreciendo rendimientos de 4,1% y 5,7% respectivamente".

Finalmente, Martin Saud Senior Trader de Balanz Capital señala que "en este contexto vemos atractivos los bonos en dólares en el corto plazo, principalmente el Argentina 19 que está rindiendo cerca del 5% en dólares a menos de un año. No recomendamos irnos a los bonos largos ya que esperamos que se calme un poco más el contexto internacional".

Tags relacionados