Bancos argentinos son más rentables que los brasileños pero valen la mitad

Los inversores le asignan un precio más bajo a los papeles locales a partir de la prima de riesgo que pondera en todos los activos cotizantes argentinos. Según los especialistas, pesa el menor tamaño del sistema financiero y la historia de confiscaciones e hiperinflaciones que afectó a la economía local

Gangas. Quien puede vivir con ellas o sin ellas. En el mercado bursátil, como en otros ámbitos, no hay excepción: con
u$s 886, uno podía comprarse a comienzos de 2011 toda la cartera teórica de acciones del Merval donde había varios bancos. Hoy, esa cartera puede adquirirse con u$s 660 pero a fin de año en plena temporada de terremotos uno podía quedarse con ella por apenas u$s 570, casi lo mismo que vale una laptop.
Lo barato de las acciones en la comparación histórica bien podría llevar a la suposición de que es momento para entrar en el mercado. Sin embargo, en la tierra de las finanzas, para saber si se está en presencia de una oportunidad, en general se utilizan los ratios, que ayudan a realizar la comparación regional antes que la histórica.
Uno de los sectores que merece el abordaje es, por performance, el de las entidades financieras. Los bancos vienen de registrar resultados que bien podrían merecer el marco y paspartú. Y sin embargo, una visita a la rueda de negocios despierta la mar de los interrogantes. ¿Por qué bancos cuya rentabilidad en función del patrimonio (ROE) es comparable con otras entidades financieras de la región tienen un valor que resulta la mitad de aquellas?
Mientras las brasileñas Bradesco e Itaú registraron un retorno del 22,4% y 21,1% respectivamente, en la Argentina, Banco Macro, BBVA Banco Francés y Grupo Galicia aportaron 25%, 27% y 31% de rentabilidad sobre patrimonio. En la traducción, las entidades argentinas fueron, en los últimos 12 meses, más rentables que sus pares brasileñas si uno se atiene al patrimonio que maneja cada una, y mencionando estos casos. Ahora bien, poniendo un pie en el mercado bursátil, y bajo la bandera del ratio precio/valor libros, que mide la cantidad de veces que el precio de mercado representa el valor patrimonial de la compañía por libros contables, las nacionales son más baratas que sus pares regionales. Mientras Bradesco e Itaú tienen un valor de mercado que es 2,22 y 2,29 veces el de su contabilidad; Macro, Francés y Galicia arrojan un valor que de 1,56; 1,61 y 1,39 veces.
Banco Patagonia, por ejemplo, presenta una rentabilidad del 23%, un guarismo sensiblemente mayor que, el de las entidades mexicanas GFInbursa y GFBanorte que ostentan 13,8% y 8,5% respectivamente. Sin embargo, para los inversores, los papeles de las mexicanas están valuadas a 1,49 veces para GFBanorte y 2,53 veces para GFInbursa, mientras que Patagonia arroja solamente 1,11 veces. Los inversores tienen claro que en el caso de las empresas argentinas es necesario hacerles un descuento porque se trata de un sector que ha tenido históricamente muchos inconvenientes para crecer y alcanzar proporciones relevantes del PBI, señaló Darío Epstein, titular de Research For Traders.
Según el analista, la historia de confiscaciones e hiperinflaciones argentinas pesa mucho en el análisis de los inversores aunque también pone incertidumbre en el futuro: la inflación, los controles cambiarios y la política espasmódica con la que se manejan algunas variables económicas siguen pesando a la hora de la valoración de mercado.
Apoyando la tesitura que señala que el valor de una acción mide, sobre todo, la potencialidad de una compañía, es decir, el futuro del negocio, Ricardo De Lellis, socio a cargo de Auditoría de KPMG, señala que las preocupaciones de las entidades financieras no tienen sólo domicilio en el pasado lejano. Para los bancos extranjeros en argentina, una preocupación serán este año las restricciones para girar utilidades y las incidencias que sobre todos los mercados traen las nuevas normas de capitales y de liquidez. Para todas las entidades locales, los mayores requerimientos relacionados con el comercio exterior y mercado cambiario, lavado de dinero que influirá para un clima de negocios más restrictivo para los bancos.

Noticias del día