Bajarán las comisiones a comercios por compras con tarjeta

  Desde el 1 de enero, la alícuota por las compras con tarjeta de crédito bajará del 2 al 1,8%, mientras con débito se reducirán del 0,9 al 0,8%. Hasta marzo de 2017 la comisión era del 3% por crédito y 1,5% por débito

 

Luego del golpe que será para los bancos el impuesto a las Leliq, llega uno nuevo, aunque en este caso ya era sabido, pues había empezado en 2017 y concluye el 1 de enero del año próximo.

Según un acuerdo que habían firmado entre el Ministerio de Producción de la Nación, la Cámara de Tarjetas de Crédito y Compra, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios y la Confederación Argentina de la Mediana Empresa hace cuatro años, desde el 1 de enero de 2021 bajarán nuevamente las comisiones que los bancos les cobran a los comercios.

Por el uso de tarjeta de crédito era del 3% hasta marzo de 2017, y fue bajando paulatinamente año tras año, y pasará del 2% actual al 1,8% desde el 2021.

En débito, en tanto, era del 1,5% hasta marzo de 2017 y fue bajando de la misma forma, hasta llegar al 0,9% en la actualidad y se reducirá al 0,8% desde el 1 de enero de 2021.

El analista Christian Buteler destaca que siempre es positivo que se bajen los costos, y más en el contexto actual, donde los comercios vienen muy golpeados. A su juicio, el comerciante lo tomará como una mejora a su negocio, “pero no se trasladará a una baja de precios ni mucho menos, ya que estamos en un contexto inflacionario y se pierde frente al alza de precios de mes a mes, sino que lo usará para mejorar la rentabilidad de su negocio .

Por otro lado, destaca que significará menores ingresos para los bancos, pero la pandemia le ha dado mayor uso en cuanto a tarjetas de débito y crédito, por lo cual estima que podrían compensar los menores ingresos por comisión por mayor cantidad de transacciones. “Por lo tanto, no sería una gran pérdida esta baja , prevé Buteler.

Andrés Méndez, titular de AMF Economía, coincide en que existe una definida tendencia hacia una mayor utilización de las tarjetas tanto de débito como de crédito. En particular, los pagos con tarjeta de débito vienen en ascenso independizándose del ciclo contractivo que se registró en los últimos años. De esta forma, la expansión en términos reales registrada en 2018/19 (cerca de un 7% promedio anual) se acentuó durante el ejercicio en curso y la expansión medida en moneda de similar poder adquisitivo se ubica en torno del 14% anual.

Distinto es el caso de la tarjeta de crédito, más sensible a los vientos recesivos. En tal sentido, si bien pudo sostener sus niveles en 2018/19, en la primera mitad del ejercicio en curso se redujeron los montos transados en 10% frente a similar lapso del año pasado.

Lo concreto es que -a pesar de sus diferencias- tanto las tarjetas de crédito como las de débito “ganan la pulseada frente a la utilización del efectivo. Lo que resulta evidente que este desplazamiento opera en transacciones minoristas acotadas a la capacidad de pago (si se quiere, en descenso) de los usuarios.

Naturalmente, esta tendencia implica un progresivo desplazamiento de las operaciones en “negro a través de estos instrumentos. Pero la economía informal goza de muy buena salud y, tanto en la franja de pagos de montos reducidos como en la de transacciones de mayor volumen, la presencia de la informalidad en las transacciones es significativa.

“La realidad indica que los incentivos a formalizarse incluyen los costos asociados para el consumidor propios de las operaciones formales, algo que puede ser digerido por la contracara en beneficios de operar con tarjetas: planes de pago, ahorros, etc. En esta línea se insertan las medidas que comenzarán a regir y que sin lugar a dudas van a darle un nuevo impulso a la tarjetización de la operatoria minorista , indica Méndez.

“Resulta evidente que las restricciones a la circulación de personas que caracteriza a la pandemia terminaron impactando sobre el nivel de gastos realizados con tarjeta, algo que seguramente habrá tendido a normalizarse en la medida en la que la actividad fue reestableciéndose en esta segunda mitad del año , concluye Méndez.

Tags relacionados
Noticias del día
Leve suba en globales

Mercados en "normalidad": volvió a subir el riesgo país y los ADR cerraron en rojo

Mercados en "normalidad": volvió a subir el riesgo país y los ADR cerraron en rojo
En un día se esfumó el efecto positivo del resultado de las elecciones en Ecuador sobre los bonos argentinos. Los globales tuvieron pequeños avances en toda la curva y los locales se comportaron mixtos. En renta variable continúan las malas: el Merval cayó 0,9% y la mayoría de los ADR cerró en rojo.

Juan Pablo Alvarez

Compartí tus comentarios