COMO SE ESPERABA, EL BCRA MANTUVO ESTABLE EN 26,25% A LA TASA DE REFERENCIA

Aumenta la tasa de pases pasivos por eliminación de un impuesto porteño

La Ciudad promulga hoy la norma que exime de ingresos brutos a los pases pasivos, eje de la política monetaria. BCRA mantiene la tasa hasta confirmar desinflación

A pesar de que el Banco Central (BCRA) mantuvo sin cambios la tasa de referencia de su política monetaria en 26,25% ayer, la tasa efectiva que perciben los bancos por suscribir pases pasivos subirá a partir de hoy cuando se publique en el Boletín Oficial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la norma que exime del pago de Ingresos Brutos a esos instrumentos de política monetaria. El cambio impositivo no altera la tasa de referencia, que es el centro del corredor de pases a 7 días, pero eleva en los hechos el piso de ese corredor.

El BCRA mantuvo ayer sin cambios la tasa de referencia de su política monetaria en 26,25% por cuarta vez consecutiva, tras haberla elevado 150 puntos básicos a principios de abril ante la evidencia de una aceleración de la inflación por encima de lo esperado dadas las subas de tarifas en el primer trimestre del año.

Mañana mencionó la desaceleración de la inflación en distintos índices como el IPC GBA de mayo que marcó 1,3% después del 2,6% de abril, o los menores registros del IPC Caba y el IPC Córdoba y datos alentadores de inflación de junio, pero aún así consideró que todavía no era momento de recortar la tasa.

"Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA sugieren que en junio la economía continúa en el proceso de desinflación retomado en mayo. El BCRA seguirá monitoreando el ritmo de evolución de los precios, buscando ubicar su tasa de política en el rango necesario para consolidar el proceso de desinflación", se leía ayer en el Comunicado de Política Monetaria.

La continuidad de la tasa de política monetaria era esperada por operadores y analistas, que creen que la entidad conducida por Federico Sturzenegger se está curando en salud y n7 quiere volver a apurarse a recortar la tasa, como hizo a principios de año, para tener que volver a subirla.

La inflación esperada para 2017 es del 21,6% y para los próximos 12 meses del 17,4%, según la mediana de respuestas del último relevamiento de expectativa de mercado hecho por el propio BCRA, con lo cual la tasa es ampliamente positiva en términos reales.

"Nos mantendremos firmes con nuestra tasa de política monetaria hasta que las inflaciones mensuales consoliden una clara senda descendente", había dicho Sturzenegger la semana pasada durante un discurso.

Tasas de pases pasivos

Aunque la tasa se mantuvo sin cambios, los rendimientos de los pases pasivos el vehículo con el que el BCRA busca conducir la política monetaria van a subir como resultado de la publicación en el Boletín Oficial de la Ciudad de la norma que exime del pago de Ingresos Brutos a esos instrumentos.

Hoy el BCRA fija su tasa de referencia como el "centro del corredor de pases a 7 días", conformado por pases pasivos que pagan una tasa del 25,5% anual por tomar liquidez y pases activos a los que el BCRA da liquidez a cambio de una tasa del 27%.

Sin embargo, el piso de ese corredor se ve distorsionados porque las provincias y la Ciudad de Buenos Aires gravan los pases pasivos con Ingresos Brutos, lo que reduce la tasa efectiva al 23,71% anual. Con la eliminación del gravamen en el principal distrito financiero del país, sin embargo, la distorsión no desaparece aunque se reduce. El pago de Ingresos Brutos se calcula de acuerdo a la presencia de cada banco en todo el país, de manera tal que los distintos distritos reciban su parte del impuesto. Sólo la Ciudad lo elimina, lo que para los principales bancos supone una reducción a la mitad del impuesto.

 

Tags relacionados
Noticias del día