Argentinos que escaparon al riesgo local ganan hasta 9% con bonos americanos por el coronavirus

Por el pánico desatado por coronavirus, la estrategia conservadora de comprar "el bono más seguro del mundo" generó importantes ganancias de capital. Los que compraron bonos del Tesoro hace un año ya ganaron hasta un 14%.

Por la crisis financiera argentina, muchos inversores decidieron desarmar posiciones de bonos locales y se posicionaron en bonos americanos, que si bien rendirán muy poco, les garantizaba conservar capital.

Al principio se trató de una apuesta extremadamente conservadora, pero la crisis del coronavirus disparó la demanda de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos y les generó ganancias de hasta 9% a los inversores que, ante el cambio de Gobierno, huyeron del riesgo local en sus carteras.

Por las fuertes caídas de los activos argentinos en los últimos dos años y basados en una estrategia de preservación de capital, muchos inversores locales desarmaron posiciones para arerrizar en los bonos conocidos como los más seguros del mundo. Hasta finales de 2019, la curva estadounidense operaba con tasas de 1,47% en el extremo más corto, 1,91% a 10 años y 2,4% a 30 años. Hoy las tasas son radicalmente menores.

Tras la crisis desatada por el conovarius, el pánico se apoderó del mercado global y la búsqueda de cobertura a nivel mundial se amplificó, siendo los bonos del tesoro estadounidense uno de los activos estrella junto con el oro y el yen japonés. Cuando hay mucha demanda de bonos del Tesoro de EEUU, los precios de estos suben y cae la tasa de interés.

Por ello es que actualmente se registran fuertes caídas en las tasa de interés, que ubican en mínimos históricos. Los rendimientos de la curva americana cayeron en lo que va del año 89 puntos básicos en el extremo más corto, 130 puntos básicos a 2 años, 150 puntos básicos a 10 años y 152 puntos básicos a 30 años. Esto implica subas importantes para los precios de los bonos americanos.

 

Aquel que hace un año decidió no enfrentar el proceso electoral argentino y buscó refugio en bonos del tesoro americano como una estrategia puramente conservadora, obtuvo importantes ganancias.

Por ejemplo, quien compró un bono del tesoro americano a 2 años hace un año, pagó u$s 106 por cada bono y a precios actuales ganó 4% gracias a la variación del precio del mismo.  Si la compra se hubiera hecho a comienzo de 2020, la ganancia sería del 2,8% a precios actuales.

Para aquellos que apostaron a largo plazo y compraron bonos a 10 años hace un año, pagaron u$s 122 y ganaron 14% ya que el precio del bono vale hoy u$s 140. Esto coincide con la compresión de 150 puntos básicos en el bono americano.

Si la estrategia de cobertura se hubiese llevado a cabo desde que el asumió el actual Gobierno, es decir, el pasado 10 de diciembre, quien compró bonos americanos a 10 años y se deshizo de bonos argentinos ganó un 9%.

Tags relacionados
Noticias del día