LA TASA ES DE UN 7% PARA EL BONO LARGO Y 6,9% PARA EL CORTO

Apetito inversor por la Argentina: YPF levantó u$s 750 millones a 30 años al 7%

La petrolera colocó en total u$s 1000 millones, distribuidos en u$s 750 millones en un bono a 30 años y u$s 250 millones con la reapertura de un bono a diez años

YPF levantó del mercado u$s 1000 millones de distribuidos en u$s 750 millones en un bono a 30 años al 7% y u$s 250 millones con la reapertura de un bono a diez años al 6,9%.

 

Fuentes de la petrolera indicaron a El Cronista que el objetivo de la operación es mejorar el perfil de la deuda, bajando las tasas y estirando los plazos: "Es una muy buena colocación, teniendo en cuenta que no hay casi registro de emisiones corporativas a tan largo plazo", se enorgullecieron.

YPF tiene vencimientos por u$s 2100 millones en 2018: "Es una muy buena estrategia prefinanciar vencimientos ahora que los mercados continúan mostrando apetito por riesgo argentino a tasas cada vez más atractivas para con colocadores", advierte Sebastián Maril, de Research for Traders.

Agrega que YPF ya había anunciado que no volvería a los mercados internacionales en 2017, "pero este interés generalizado empujó a la empresa a salir ahora y no arriesgar un enfriamiento durante el primer trimestre del año que quiene".

Federico Pérez, portfolio manager de Axis, lo considera una buena movida de liability management de YPF. El término es utilizado en la jerga financiera como manejo de pasivos; por ejemplo, cuando una empresa o país rescata deuda de corto y coloca en el largo, o cambia la moneda o tasa fija por tasa variable.

"En el mundo hay apetito por plazos bien largos en bonos de alto rendimiento, explicado por la curva del bono del tesoro americano tan aplanada (otro buen ejemplo fue el bono de 100 años de Argentina). A su juicio, quienes suelen comprar este tipo de deuda son hedge funds, fondos que trackean índices de mercados emergentes y Real Money, que son inversores institucionales, como ser fondos de pensión, compañías de seguros, fondos que administren reservas de universidades o países.

Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment, hace hincapié en que YPF terminó la era del presidente anterior con una deuda elevada, "sobre todo por haberse endeudado en dólares cuando se recibían los dólares de la colocación en el exterior a tipo de cambio oficial, lo que resultó muy gravoso para la empresa. Esta gestión está trabajando en mejorar el perfil de deuda. Todo lo que tenga que ver con estirar la madurez de su deuda es positivo a las tasas actuales".

Desde su óptica, hoy YPF tiene proyectos de inversión rentable, sobre todo en gas, "pero no cuenta con capital suficiente para llevarlos adelante, por eso busca asociarse con jugadores internacionales que puedan aportar dicho capital".

Mariano Sardáns, CEO de FDI, destaca que se trata de un bono que se emitió varios años atrás a una tasa mucho más alta, y esto va en línea con la baja de riesgo país: "El mismo gobierno puede salir a refinanciar deuda que ha emitido el año pasado a tasas mucho más bajas. Incluso hoy con las Letes mismas están pagando una sobretasa de más del 3% a 1 año, cuando el AA19 opera a 2,8 de TIR, con lo cual hoy el gobierno puede salir a financiarse mucho más barato de lo que lo hacía meses atrás".

El ejemplo es este bono de YPF, considerado por Sardáns casi subsoberano, "del estilo bono argentino provincial, y perfectamente puede salir a recomprar esa deuda y colocarla mucho mejor. Y eso que es una empresa muy endeudada, con lo cual el bajar la tasa financiera de todas las emisiones que tiene y reacomodar el flujo de capital es estratégico para que sea una empresa más viable y tenga una mayor valorización", concluye.

Tags relacionados
Noticias del día