Apertura financiera: China retira restricciones de cuota de inversión

El gigante asiático liberó las trabas en los programas de inversores QFII y RQFII, en un claro mensaje de apertura al mercado. Así, los inversores de los dos programas solo necesitarán registrarse para remitir fondos de forma independiente.

China eliminó un obstáculo más para la inversión extranjera en sus mercados de capital casi 20 años después del primer acceso permitido. El regulador de divisas anunció que abolirá la restricción a la cuota para los programas de Inversores Institucionales Extranjeros Cualificados (QFII, siglas en inglés) e Inversores Institucionales Extranjeros Cualificados en yuan (RQFII, en inglés), con el objetivo de impulsar la reforma y la apertura de las finanzas del país.

Los dos programas fueron importantes en la apertura del mercado financiero de China, según la Administración Estatal de Divisas (SAFE).

Desde la implementación del sistema QFII en 2002 y el sistema RQFII en 2011, más de 400 inversores institucionales de 31 países y regiones se valieron de ellos para invertir en el mercado financiero de China, precisó la SAFE.

A los inversores extranjeros les será más fácil opera en el mercado financiero chino.

En el futuro, los inversores institucionales extranjeros cualificados en el marco de los dos programas solo necesitarán registrarse para remitir fondos de forma independiente con el fin de llevar a cabo inversiones en valores.

A los inversores extranjeros les será más fácil y cómodo participar en el mercado financiero de China, y sus mercados de bonos y de valores serán mejor aceptados por el mercado global, de acuerdo con la entidad. 

Las autoridades chinas buscan aumentar el uso del yuan en las transacciones internacionales.

Entre otros puntos, los fondos globales ya no necesitarán de aprobaciones para adquirir acciones y bonos chinos y se eliminó el límite general de u$s 300.000 millones en compras en el extranjero de los activos, de los cuales aproximadamente dos tercios permanecen sin usar.

De esta forma, las autoridades chinas buscan aumentar el uso del yuan en las transacciones internacionales, y viene en busca de más capital extranjero para equilibrar los pagos. El desembolso de la cuota de inversión también es otro paso en los esfuerzos de los  responsables políticos para abrir el sistema financiero de China al mundo.

Tags relacionados