YA HAB A ANTICIPADO EL DESPLOME DEL PESO

Advierten que los ajustes para el peso y la lira turca continuarán en 2019

A pesar de las fuertes devaluaciones que la lira turca y el peso argentino vivieron durante 2018, para la banca internacional aún las monedas de ambos países emergentes no encontraron su piso.

Los datos surgen de un informe del Instituto Internacional de Financias (IIF por sus siglas en inglés) que hace exactamente un año habían anticipado que los desequilibrios macroeconómicos de ambos países desencadenarían una importante crisis que terminó afectando a Argentina en particular y al resto de los emergentes en general.

"El peso argentino y la lira turca cayeron fuertemente el año pasado pero las historias subyacentes son fundamentalmente diferentes" , explicó el paper, que describió a la Argentina como el "típico caso entre países emergentes" con una combinación de "políticas insostenibles" como un programa monetaria ajustada combinado con otro demasiado flexible desde el punto de vusta fiscal.

En tanto, en Turquía "el motor de la crisis, fue un gran auge crediticio, que amplió el déficit de cuenta corriente a niveles insostenibles".

Entonces, los analistas del prestigioso grupo financiero plantean: "La pregunta que abordamos aquí es si ambas monedas son ahora baratas, dado que han caído tanto y se han ajustado mucho las cuentas corrientes de ambos países. Nuestra visión dice que no".

La tesis que plantean es que el ajuste de cuentas corrientes es esencialmente cíclico y que todavía resta que ambos países encaren lo que ellos consideran un verdadero ajuste estructural.

Tanto para el caso argentino como para el turco, en el IIF encontraron que la principal razón de una normalización en las cuentas corrientes fue la caída de las importaciones producidas a partir del enorme desplome de la actividad que generó la devaluación de ambas monedas.

Con todo, si se sortean los desafíos necesarios para sanear definitivamente las cuentas corrientes de ambos países, para el IIF tanto el peso argentino como la lira turca están cerca de su precio de equilibrio.

A pesar de la incertidumbre, una perspectiva de mayor estabilidad para ambas economías para este año puede ser una buena noticia para todos los mercados emergentes, que comenzaron el 2019 en alza. Según el Bank of Americas, la inversión en este tipo de economías es la más elegida en este momento por los grandes fondos.

Este furor emergente puede representar una mala señal, porque los activos nombrados como los "más populares" normalmente se hunden poco después. Así sucedió con el Bitcoin o con grandes tecnológicas como Facebook y Amazon.

Temas relacionados
Más noticias de lira

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés