Aconsejan al BCRA reducir encajes y subir la tasa para frenar la emisión monetaria

Así lo señala un informe de Analytica. Plantearon la necesidad de agilizar la oferta de créditos para las pequeñas y medianas empresas.

En las últimas semanas crecieron las criticas y advertencias sobre la política monetaria que lleva adelante el Banco Central (BCRA), en medio de crisis económica que desató la pandemia de coronavirus.

"Los créditos blandos a las pymes llegan muy lentamente, en un contexto en el que sobran pesos en los bancos, bajan las tasas de los depósitos y aumenta la presión sobre el dólar. Estas falencias opacan los aciertos del Gobierno en materia de cobertura social en la emergencia", inicia el informe de la consultora Analytica.

Ante esta situación, los analistas presentaron una propuesta "mejorar los canales de transmisión de la política monetaria, para expandir más rápidamente el crédito y alentar las colocaciones en pesos para evitar presiones sobre el mercado cambiario".

Entre sus consejos plantearon la necesidad de reducir encajes y elevar la tasa de interés a niveles congruentes con una brecha en torno de 30-40%.

Plantearon que la forma en la que el BCRA instrumentó el paquete de medidas "no es ideal", en particular al observar el salto del dólar CCL y dólar MEP de la última semana.

"El BCRA debe mejorar su política de contención a pymes a través del crédito dirigido. Pensamos que por lo menos dos medidas deben operar en simultáneo para llevar a buen puerto la política crediticia: encajes y redescuentos 'sui generis'", apuntaron.

El informe aconseja elevar la tasa de interés a niveles congruentes con una brecha en torno de 30-40%, para que la economía pueda volver a funcionar sin mayores sobresaltos y evitando el traslado a los precios.

La autoridad monetaria puso en marcha un paquete de asistencia de hasta $ 320.000 millones dirigido a contener las necesidades de caja de las pymes. El viernes el Central anunció que se aprobaron cerca de $ 102.000 millones de créditos un tercio del programa total de los cuales se desembolsó apenas el 75%.

Si bien como buena noticia se duplicaron con relación a la semana anterior, lo cierto es que la cuarentena estricta comenzó hace ya un mes, "ubicándonos en el límite de lo que una pyme promedio puede sobrevivir, menos de un mes con recursos propios".

Si asumimos que las restricciones a la movilidad trascenderán el mes de duración, el cuadro se complica más: "El formato bajo el cual el Central implementa las políticas crediticias son parte del problema. Veamos por qué. Para expandir el crédito, el BCRA forzó a los bancos a desarmar su posición de Leliq, afectando su rentabilidad".

Esto generó una baja generalizada de tasas, que dolarizó portafolios. La brecha entre el dólar CCL-MEP y oficial se acercó al 75% en estos días, niveles muy alejados de los que surgen del equilibrio del mercado de cambios.

A partir del 17 de abril el Banco Central fijó una tasa mínima para depósitos minoristas, de hasta $1 millón, a plazo a tasa fija equivalente al 70% de la tasa de Leliq -26,6% para el nivel actual-.

"Esta medida no luce apropiada para estimular el crédito, y sólo contiene levemente la espiralización del dólar libre, porque, aunque efectiva, alcanza sólo al segmento minorista, que no es el principal responsable de la suba del precio del CCL", advirtieron desde Analytica.

Señalaron que también podría ocurrir,  que los bancos ajusten otras líneas (ya hay dos tasas máximas, 24% capital de trabajo y 50% 43% en tarjetas) o pidan que se les permita volver a comprar Leliq.

"Si el BCRA cediera emitiendo más de estos instrumentos, se vería forzado a reducir encajes. Si esto no sucede, la oferta de crédito bajaría o su costo no regulado", alertaron.

Ante la pregunta de qué puede hacer el Central para evitar estos coletazos, desde la consultora aconsejaron utilizar dos instrumentos en forma simultánea: uno es reducir los encajes, hoy en niveles del 30% promedio, para incrementar el crédito a que los bancos tienen restringida la colocación de Leliq y aumentaría los depósitos, puesto que reduce su costo y aumenta así las tasas al público.

"En concreto, bajar encajes aumenta los pesos prestables por cada depósito captado, incrementando el margen de intermediación e incentiva la captación de depósitos".

Otra medida sería "inyectar pesos, vía redescuentos, al capital de los bancos para que toleren mayores índices de incobrabilidad de las carteras, ya que la calidad del crédito necesariamente baja con la expansión del volumen requerido".

Es claro que si el BCRA desea que la tasa ofrecida al público por sus depósitos suba para administrar el dólar CCL-MEP, debe incrementar lo que paga por las Leliq, hoy en 38%, y reducir los encajes.

"Encajes y redescuentos son una alternativa superadora a la expansión continua y desordenada de la base monetaria. Reducir los encajes implica un incremento directo de los agregados más amplios (M2) contra crédito asignado, dejando la base monetaria inalterada".

 

Tags relacionados
Noticias del día