Mercados

Riesgo país sigue elevado aunque en la apertura los bonos quieren recuperarse

El riesgo país sube 50% desde el canje de deuda. Las curvas de ley local y de ley NY operan con pendiente negativa, lo cual demuestra la desconfianza del mercado para con los bonos argentinos.

Las acciones en Wall Street abren al alza el jueves y buscan recuperar parte de lo perdido en las ultimas jornadas. Los títulos de la deuda argentina intentan un rebote aunque ya acumula caídas de cerca del 10% en el último mes.

Todos los tramos de la curva soberana argentina abre al alza el jueves, buscando recuperar posiciones perdidas en las últimas jornadas en medio de incertidumbre sobre un acuerdo con el FMI. 

El Gobierno le dijo a empresarios que el acuerdo con el FMI llegaría recién en 2022, algo que generó dudas en el mercado y terminó impactando negativamente en los bonos.

La parte corta de la curva rebota 0,5% en el caso del Global 2029, y 0,49% en el Global 2030. En la parte media, los Globales 2035 y 2038 avanzan 0,55% y 0,52% respectivamente, mientras que en el extremo mas largo, los bonos a 2041 y 2046 suben 0,75% o 0,6% respectivamente.

Aun con el rebote actual, la deuda se muestra muy castigada. Ambas curvas operan con pendiente negativa y con tasas que arrancan en el 23% en la ley local y en 20,5% en la deuda de ley NY.

En el tramo más largo, esta curva opera con tasas del 16% en promedio a la vez que todos los bonos operan con paridades debajo del 40%.

Así, los bonos caen hasta 12% desde el pico evidenciado tras el efímero rally generado luego del resultado electoral de las PASO, celebradas hace un mes. Se ubican incluso 6% debajo de los valores previos a las primarias.

De hecho, el Bonar 2030 (AL30) opera con su mayor tasa desde el canje y desde que se creó el bono, su rendimiento mas que se duplicó, pasando de 10,5% hasta los actuales 22,1%.

Por el lado del riesgo país, el índice se ubica en 1628 puntos, 50% por encima de lo registrado a la salida del canje de deuda de septiembre de 2020, cuando el Gobierno reestructuró u$s 65.000 millones con los acreedores privados.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones resaltaron que las noticias desde Washington fueron el puntapié para la reciente baja de los bonos en dólares.

"Después de un septiembre para el olvido, los globales venían transitando octubre con relativa calma. La ‘tranquilidad' se revirtió con las nuevas medidas cambiarias (a los dólares financieros e importaciones) y las negociaciones con el FMI estancadas. El gobierno busca flexibilizar las condiciones con el organismo (una menor tasa de sobrecargo y mayores plazos) y el mercado no espera que se cierre un acuerdo hasta después de las elecciones legislativas. Los días corren, pero el camino se hace largo hacia noviembre", comentaron.

Además resaltaron que, medidas económicas como restricciones a las exportaciones de maíz, o posibles controles de precios no hacen más que generar ruido en el mercado.

Los ADR de firmas argentinas abren al alza el jueves liderados por Cresud que gana 6,1%, Central Puerto suma 5,9%, Globant gana 3,3%, IRSA 2,4% y Pampa 2%.

Del lado bajista, YPF es la que mas cae, retrocediendo 1,2%, seguida por BBVA Argentina, que baja 1,05%

El S&P Merval sube 1,2% hasta los 79,339 puntos. 

Wall Street en verde

En cuanto a las acciones globales, estas ensayan un rebote, con subas de 1,3% en el caso del Dow Jones, 1,36% en el S&P500 y 1,5% en el Nasdaq.

Las acciones en Europa también suben lideradas por el Stoxx600 que sube 1,4%. Las bolsas de Francia, Alemania e Italia suben 1,2% cada una. El Ibex35 de Madrid y el FTSE 100 de Londres suben 1,04% y 0,82% respectivamente.

Los principales índices de Wall Street abren al alza después de que los grandes bancos de EEUU informaron resultados trimestrales mejores de lo esperado, lo que ayudó a los inversores a apartar la mirada de las preocupaciones sobre la inflación.

Tanto Bank of America, Wells Fargo, Morgan Stanley y Citigroup superaron las expectativas del mercado para las ganancias del tercer trimestre.

Los analistas esperan que las empresas estadounidenses informen un fuerte crecimiento de las ganancias trimestrales y se centrarán en los comentarios de las empresas sobre cómo van a luchar contra el aumento de los costos, la escasez de mano de obra y las interrupciones de la cadena de suministro.

Desde el lado económico, los inversores estuvieron atentos al dato de solicitud de subsidios por desempleos el cual cayó cerca de un mínimo de 19 meses la semana pasada.

Los reclamos iniciales de beneficios estatales por desempleo cayeron 36,000 a 293,000 ajustados estacionalmente para la semana que terminó el 9 de octubre. 

Ese fue el nivel más bajo desde mediados de marzo de 2020. Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado 316,000 reclamos para la última semana.

Este es un dato clave en relación al potencial inicio del Tapering de la Fed.

Las minutas de la última reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos anunciaron el inicio del programa de reducción de compras de activos financieros ya que dicho informe reflejó que existe un fuerte consenso respecto de iniciar la reducción de estímulos monetarios entre noviembre y diciembre del corriente año.

Desde Cohen resaltaron que, apoyándose en datos de recuperación económica consistente y presiones inflacionarias corregidas al alza, el reporte de la Fed sugiere una reducción mensual de u$s 10.000 millones en las compras de Treasuries, y de u$s 5.000 millones en compras de créditos hipotecarios.

"Dado que la entidad se encuentra realizando compras netas de hasta u$s 80.000 millones mensuales en bonos del Tesoro y u$s 40.000 millones en créditos hipotecarios, el proceso -conocido como "Tapering"- alcanzaría la neutralidad en 8 meses, a mediados del año 2022. El mercado comienza a descontar un anuncio en firme tras la próxima reunión, que tendrá lugar dentro de tres semanas, los días 2 y 3 de noviembre", comentaron.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios