Mercados

Wall Street busca recuperarse: los 5 gráficos que definirán el humor del mercado

Las acciones intentan recuperarse después de la fuerte caída de ayer. Los rendimientos del bono del tesoro americano se dispararon y golpearon a las acciones tecnológicas. La deuda local opera con leves subas.

Las acciones en Wall Street muestran un leve rebote tras la fuerte caída que sufrieron ayer. La renta variable norteamericana sigue en medio de jornadas de alta volatilidad después de que la Reserva Federal (Fed) señalara que comenzaría a reducir sus compras de bonos en noviembre y, posiblemente, a subir las tasas de interés el próximo año. Tambien hay nerviosismo por la deuda de EEUU y riesgos de default. 

El rebote de hoy se da gracias a una baja marginal en las tasas de interés de los bonos, bajo la expectativa de que EEUU evitaría un eventual default. . 

Los precios más altos del petróleo y otras materias primas también ayudaron a impulsar los rendimientos de los bonos al alza a medida que los inversores se preparaban para una mayor inflación.

El Dow Jones, el S&P 500 y el Nasdaq rebotan el miércoles después de una caída importante mayor al 2% en el día de ayer. El Dow Jones avanza 0,44%, el S&P500 gana 0,48% y el Nasdaq rebota 0,46%.

En Europa, las acciones también operan con ganancias, con el Stoxx600 subiendo 0,51%. La bolsa de Londres es la que más sube, con una ganancia del 1%, seguida por el CAC40 de Francia que opera con un alza de 0,8% y el DAX30 de Alemania, que avanza 0,6%.

El mercado se pone cada ves más tenso en base a los riesgos que implica un potencial Tapering, el programa de reducción de compras de activos financieros, que podría ser anunciado en noviembre. 

Por otro lado, el petróleo ha extendido ganancias en las últimas jornadas y alimenta el nerviosismo. Esto ocurre ya que alienta mayores expectativas inflacionarias y le dan nuevos argumentos a la Fed a endurecer su política monetaria.

De esta manera, suben los rendimientos del Tesoro norteamericano, que ayer marcaron máximos desde la pandemia en el tramo corto y máximos de tres meses en el extremo más largo.

El rendimiento del bono del Tesoro americano a 10 años opera en 1,51% y ya muestra un fuerte salto desde los mismos de 1,18% vistos en agosto.

La volatilidad también provino por los riesgos de un eventual default en la deuda de EEUU y en la que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen advirtió los riesgos de incumplimiento si el Congreso no aprobaba la ampliación de la deuda. 

La deuda total de EE.UU. se encuentra alcanzando el valor total del limite aprobado por el Congreso con un total de u$s 28,4 billones.

Por lo tanto, para que el Gobierno pueda hacer frente a sus pagos, requiere que el Congreso habilite una ampliación del límite.

La crisis de coronavirus generó una fuerte ampliación del gasto, el cual paso de u$s 22,5 billones a los actuales u$s 28,4 billones.

Al Congreso sólo le quedaban dos días antes de que el gobierno federal tuviera que comenzar a cerrar muchas de sus operaciones debido a la falta de ampliación de la deuda. Un estancamiento en las negociaciones entre Demócratas y Republicanos podría  terminar por presionar al mercado, por ejemplo, si las agencias de calificación rebajaran la calificación de Estados Unidos.

Acciones bajo amenaza

Los rendimientos más altos han pesado sobre las acciones de las empresas de tecnología y de rápido crecimiento, que tienen una gran ponderación en los principales índices bursátiles.

Estas acciones son especialmente sensibles a los cambios en los rendimientos de los bonos, porque gran parte del valor que los inversores les atribuyen se basa en beneficios futuros lejanos.

Cuando los rendimientos aumentan, los bonos se vuelven más atractivos de mantener en comparación con las acciones.

El petróleo Brent operaba con una baja del 0,8% a u$s 77,75 el barril el miércoles, después de alcanzar un máximo intradiario de tres años el martes. El WTI, en tanto, opera en niveles de u$s 74,92 y regresó a máximos de junio pasado y de junio de 2018.

Una caída inesperada en un indicador de la confianza del consumidor de EE. UU. y los inventarios más altos de lo esperado sugirieron que la demanda de energía a corto plazo podría debilitarse, según los analistas.

La suba en el precio del crudo genera nerviosismo en el mercado ya que aumenta las presiones inflacionarias en EE.UU. y aumentan los argumentos para que la Fed tome una postura más contractiva en su política monetaria.

Bonos locales en verde

En el caso de la deuda local, los bonos argentinos rebotan el miércoles en todos los tramos de la curva. En la parte corta, el Global 2029 sube 0,34% y el Global 2030 avanza 0,48%. En el tramo medio se ven subas de 0,51% para el Global 2035 y de 0,56% para el bono a 2038. En el extremo más largo, los bonos suben 0,67% en el caso del Global 2041 y 0,83% en el del Global 2046.

Con la caída de las últimas jornadas, todos los tramos operan con paridades debajo del 40% y los rendimientos se volvieron a disparar, dejando a la parte corta de la curva rindiendo por encima del 20% y en el extremo más largo con tasas del 16% en promedio.

Todo ello muestra la desconfianza que tiene el mercado para con la capacidad y voluntad de pago del Gobierno de su deuda.

Las acciones argentinas en Wall Street operan mixtas. Por un lado, Despegar, Ternium y Corporación América caen 2,6%, 1,1% y 1% respectivamente.

Del lado ganador, Pampa, BBVA Argentina, Banco Macro, Vista Oil y Grupo Financiero Galicia suben entre 3,5% y 2,8%. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios