Mercados

Wall Street rebota pese a que los inversores siguen nerviosos por la mayor inflación en EEUU

Los futuros abren al alza. Se conoció un nuevo dato de inflación peor al esperado. Las tasas de los bonos a 10 años del tesoro americano tocan 1,68%, el mayor nivel desde comienzo de abril.

Las acciones en Wall Street muestran un rebote de 1,4% en el índice Dow Jones tras la caída importante de ayer. Las acciones en Europa también comenzaban a recuperarse tras una apertura a la baja, que también abarcó a los mercados asiáticos.

Hasta ayer, las bajas obedecieron a que la inflación en EEUU resultó ser mas alta de lo esperado por lo que aceleran los riesgos de ver un proceso de suba de tasas de la Reserva Federal.

Ahora los mercados empiezan a digerir que una mayor tasa de inflación no necesariamente implicará un cambio en la política de tasas de la Fed.

En ese contexto, las acciones y los bonos argentinos han tenido una performance relativamente buena, al evidenciar caídas menores respecto de las bajas que se evidenciaban a nivel global. 

De todos modos, el riesgo país permanece en torno a los 1600 puntos.

Los índices bursátiles americanos inician el jueves con operaciones mixtas. Mientras el Dow Jones opera con empuje a 1,48%, el S&P500 y el Nasdaq rebotan 1,47% y 1,48% respectivamente.

La inflación de Estados Unidos sorprendió al alza ya que la misma se ubicó en abril en 0,8% mensual, dando un registro de 4,2% anual. 

A nivel mensual no se alcanzaba esta cifra desde junio de 2009 mientras que a nivel interanual se trata del registro más elevado desde el 5,6% anual de julio de 2008.

Por su parte, la inflación núcleo (sin alimentos ni energía) también superó las expectativas y se ubicó en 0,9% mensual y 3% anual, el registro interanual más elevado desde el 3% anual de diciembre de 1995.

Tras el dato de inflación conocido ayer, los bonos americanos reaccionar a la baja y la tasa a 10 años del bono del tesoro registró un rally para colocarse por encima de 1,68% nuevamente, tocando su mayor nivel desde comienzo de abril.

El rally en la tasa empujó a la baja a los mercados de bonos a nivel global, con retrocesos en renta fija de grado de inversión, así como también en la deuda emergente.

En el día de hoy se supo que el Índice de Precios al Productor (PPI) subió un 0,6% desde marzo, según la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. 

Año contra año, el PPI se disparó 6.2%, el mayor aumento desde que la agencia comenzó a rastrear los datos en 2010. Los economistas encuestados por FactSet esperaban un aumento mensual del 0,3% en abril y del 3,8% interanual.

Los analistas de Cohen explicaron que la consecuencia más inmediata del dato de inflación peor al esperado fue un sell off en acciones, principalmente en tecnológicas y de valuación elevada, así como un salto en la tasa de Treasuries, que en el plazo a 10 años ascendió hasta 1,68% anual.

"A mayor plazo, el dato fortalece la postura del partido republicano sobre las consecuencias negativas de continuar aprobando planes importantes de gasto fiscal, como el paquete de infraestructura y el de asistencia social. En el probable caso de datos inflacionarios transitoriamente elevados en los próximos meses, es de esperarse que las tasas de Treasuries continúen con presión alcista y los segmentos cíclicos, que cuentan con menor valuación relativa y viento de cola por la recuperación económica, se mantengan con mejores rendimientos relativos.", dijeron.

Bonos locales

De esta manera, el contexto global de bonos luce desafiante para los bonos argentinos. Aun así, y al igual que las acciones, tuvieron una performance relativamente buena al registrar bajas menores a los índices globales.

En el inicio del jueves, los bonos muestran una leve baja de 0,07% en la parte corta, un retroceso de 0,03% en la parte media y de hasta 0,12% en la parte larga de la curva. 

Ambas curvas, tanto los bonos de ley local como la de ley extranjera muestran una pendiente negativa y con tasas que superan el 22% en el tramo corto y de hasta 17% en el tramo medio y largo.

Las paridades de los bonos vuelven a caerse y en algunos casos se ubican en torno al 30%, lo cual refuerza el contexto de desconfianza de los inversores para con los activos de deuda local.

El riesgo país sigue operando en la zona de 1600 puntos, retrocediendo apenas debajo de esa marca e iniciando el jueves en 1597 puntos

De esta manera, el índice sube un 48% desde el canje de deuda en septiembre pasado cuando el Gobierno llevó a cabo la reestructuración de la deuda por mas de u4s 65.0000 millones.

Pese a dicho canje, el riesgo país nunca pudo ponerse debajo de los 1000 puntos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios