Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Uno de cada cuatro tuits de la campaña electoral en EE.UU. fue falso

Uno de cada cuatro tuits de la campaña electoral en EE.UU. fue falso

Casi una cuarta parte del contenido de la web compartido por usuarios de Twitter en el estado de Michigan durante los últimos días de la campaña electoral de Estados Unidos era falso, según un estudio de la Universidad de Oxford.

Los investigadores del Oxford Internet Institute (OII) también concluyeron que esos usuarios compartieron aproximadamente tantas "noticias falsas" como "noticias profesionales" en el mismo período.

El reciente informe señala que los enlaces a artículos falsos representaron el 23% de los enlaces tuiteados en una muestra de 140.000 usuarios que residen en Michigan durante los 10 días anteriores al 11 de noviembre de 2016.

Hay quienes sostienen que la proliferación de fake news, particularmente a través de los medios sociales, ha provocado una fuerte distorsión de la percepción pública y del debate político en vario países occidentales, mientras que los líderes políticos aprovecharon el término para descartar, según su conveniencia, la cobertura de noticias creíble pero crítica.

Los investigadores de OII prefieren llamarlas "noticias basura" definiéndolas como "varias formas de propaganda y noticias políticas ideológicamente extremas, hiperpartidarias o conspirativas".

Las noticias profesionales, definidas como noticias políticas o información proporcionadas por medios de comunicación que hacen periodismo profesional, constituyen otro 23% de los links tuiteados por el grupo de Michigan, lo que sugiere que no era más probable que se compartiera ese contenido comparado con las noticias falsas.

Los investigadores también categorizaron los enlaces a notas de origen ruso y a contenido de WikiLeaks no verificado. Junto a las fake news, el contenido de esas tres categorías se compartió más que las noticias profesionales.

"Creo que se puede afirmar que eso es malo para la vida pública y la conversación política en Michigan", dijo el profesor Philip Howard, investigador principal del Proyecto sobre Propaganda Computacional en OII.

Las encuestas a potenciales votantes en Michigan realizadas inmediatamente antes de la elección, el 9 de noviembre, indicaban una ventaja de más de 3 puntos porcentuales para la candidata demócrata Hillary Clinton sobre el ahora presidente. Donald Trump finalmente ganó el estado por 0,2%, convirtiéndose en el primer candidato republicano en ganar en Michigan desde 1988.

Pese a ser un tema de gran debate, en particular después de las elecciones, hay poca investigación cuantitativa del fenómeno del contenido falso que circula en los medios sociales. "Creemos que ésta es la primera investigación sobre las fake news en los medios sociales", dijo el profesor Howard.

Un segundo informe de OII sostiene que en las elecciones presidenciales alemanas que tuvieron lugar entre el 11 y el 13 de febrero, sólo se compartieron 10% las noticias falsas entre usuarios de Twitter. Las noticias profesionales fueron replicadas en un 45%, casi el doble que en Michigan.

El profesor Howard dijo que, si bien el presidente alemán tiene una función ceremonial, fue importante hacer el estudio en febrero para establecer una base sobre la cual comparar para las elecciones federales del país en septiembre.