Lunes  23 de Octubre de 2017

Una sombra política se proyecta sobre la economía mundial

Los temores vinculados al avance del populismo atenúan el optimismo sobre la economía global

Una sombra política se proyecta sobre la economía mundial
Optimismo atenuado por el miedo. Ese es el ánimo que se observa en las asambleas anuales del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial en Washington DC. La capital de Estados Unidos también está en el corazón del sistema económico liberal internacional hace más de 70 años. Sin embargo, la administración Trump considera que ese gran éxito es un complot contra Norteamérica. En estos momentos hay nubes políticas que proyectan una oscura sombra sobre una economía que brilla.

Durante la última década, tres temblores sucesivos golpearon la economía mundial: la crisis financiera de 2007-09; la crisis de la eurozona de 2010-13; y el derrumbe de los precios de las materias primas de 2014-15. Pero ahora todo es tranquilidad. El Panorama Económico Mundial del FMI señala que se espera que sólo seis de las 192 economías que analiza no crecerán en 2018. Actualmente se pronostica que el crecimiento global llegue a 3,6% (a paridad del poder adquisitivo) este año y 3,7% en 2018, bien por encima del miserable 3,2% de 2016.

Entre las economías importantes de altos ingresos, la proyección es mejor ahora que en abril para todos los países excepto Estados Unidos y el Reino Unido golpeado por el Brexit. Se prevé que la economía de la eurozona se expanda 2,1% este año y 1,9% en 2018, cerca del 2,2% y 2,3% de Estados Unidos, si bien se espera que la economía británica crezca apenas 1,7% en 2017 y luego 1,5% en 2018.

Es cierto que sigue habiendo motivos de preocupación. Eso hasta podría ser positivo: la euforia muy a menudo demostró ser un presagio de crisis. Los riesgos financieros son evidentes en muchos países de ingresos altos, y también en China. Los niveles de deuda son en general elevados según los estándares históricos: la valuación de las acciones norteamericanas no está tan lejos de sus máximos récord alcanzados en 1929 y 2000.

Y en el mismo nivel de importancia tanto económica como políticamente hablando, la expansión económica en los países de altos ingresos sigue siendo estructuralmente débil: el crecimiento de la productividad es flojo y los mercados laborales generan un incremento sorprendentemente lento de salarios y de ingresos disponibles. En algunos casos, especialmente en EE.UU., los ratios de empleo también son bajos en términos históricos.

Además, si bien las economías de altos ingresos se recuperaron de la Gran Recesión, sus efectos se mantienen. El PBI real agregado de los países de altos ingresos es una sexta parte inferior a lo que habría sido si hubieran continuado las tasas de crecimiento anteriores a la crisis.

Sin embargo, los efectos políticos de la recesión quizás sean mucho más importantes. La crisis y sus prolongadas consecuencias dañaron la confianza en las élites. Este shock se sumó a una serie de incómodos cambios sociales y económicos.

Todas juntas, esas turbulencias le abrieron las puertas, tal como ya ocurrió antes, a demagogos que prometen soluciones simples a problemas complejos. Eso sucedió en la campaña por el Brexit en el Reino Unido, donde una pequeña mayoría fue inducida a elegir una travesía con destino desconocido. Eso ocurre en Cataluña, que se inició en un viaje potencialmente devastador hacia la independencia. Ha sucedido por sobre todo en Estados Unidos, donde las implicancias de la victoria electoral de Donald Trump siguen siendo casi tan desconocidas como en el día de su asunción.

Inevitablemente, la transformación de la política norteamericana es lejos la mayor preocupación. Eso todavía podría representar poco más que "el fuego y la furia" no significan nada. Pero también es demasiado temprano para confiar en eso. La administración parece dispuesta a aplicar un vasto recorte de impuestos en un momento de empleo casi pleno. Sugiere que de alguna manera eso producirá un inmenso impulso del crecimiento. No es inconcebible, pero es altamente improbable. Hay más probabilidades de que haya más inflación, un fuerte incremento de las tasas de interés, un dólar más alto y un inmenso aumento del déficit comercial.

Mientras tanto, la administración también apuesta a reducir el déficit externo a través de una serie de negociaciones, empezando por el Nafta. El objetivo de reparar el déficit de la cuenta corriente mediante conversaciones comerciales bilaterales no sólo es incoherente intelectualmente, sino que choca directamente con sus políticas fiscales. Quizás es absurdo, pero podría conducir a la desintegración del sistema global de comercio,

Igual de importante quizás sea la elección del próximo presidente de la Reserva Federal. Hemos aprendido muchos veces que es enorme el impacto que tiene esa elección en la forma que toma no sólo la economía de Estados Unidos sino la economía mundial. Es una tarea que si es desempeñada por la persona equivocada, puede producir un inmenso daño.

Más allá de eso está el temor al conflicto global. Podría tener gran importancia a largo plazo la decisión del presidente de no certificar el cumplimiento del acuerdo nuclear por parte de Irán sin contar con prueba fehaciente. Eso demostraría que firmar un pacto con Estados Unidos no significa nada.

Igual de peligroso sería un ataque a Corea del Norte, que casi seguramente devastaría a un importante aliado de Norteamérica, Corea del Sur. Eso demostraría para los otros aliados de EE.UU. que tampoco son indispensables.

Quizás, cuando las economías mejoren, se disipe el enojo que condujo al fuerte surgimiento del populismo. La pregunta es si esa recuperación política podría llegar demasiado tarde.

Éstos son tiempos de gran incertidumbre. La marea demagógica podría finalmente significar poco. Pero inevitablemente esos riesgos ensombrecen las negociaciones en Washington. Los mercados felizmente la ignoran. Los mercados podrían estar equivocados.

Traducción: Mariana Inés Oriolo

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000056,000059,5000
DÓLAR BLUE4,651267,000067,5000
DÓLAR CDO C/LIQ-5,8367-69,6154
EURO0,214664,671664,9024
REAL0,209613,962214,0111
BITCOIN0,72718.053,08008.054,0300
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,337855,6875
C.MONEY PRIV 1RA 1D-1,639360,0000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-1,612961,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000056,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000132,00132,00
CUPÓN PBI EN PESOS5,63381,501,42
DISC USD NY-0,841581,3182,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL4,018030.759,2100
BOVESPA-0,3900105.422,8000
DOW JONES0,090027.001,9800
S&P 500 INDEX0,27632.989,6900
NASDAQ0,40008.124,1840
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,3233342,0839340,9816
TRIGO CHICAGO2,2893192,9045188,5871
MAIZ CHICAGO0,5105155,0135154,2261
SOJA ROSARIO0,0000240,0000240,0000
PETROLEO BRENT0,892059,950059,4200
PETROLEO WTI1,518054,170053,3600
ORO0,28901.492,30001.488,0000