Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Uber contrata ex funcionarios para enfrentar obstáculos legales y regulaciones

Uber contrata ex funcionarios para enfrentar obstáculos legales y regulaciones

Uber es la start-up más grande de Silicon Valley, recaudó más de u$s 10.000 millones de los inversores y está siendo valuada en u$s 62.500 millones. Pero la compañía que ofrece una red de transporte privado se ganó también la reputación de pisotear toda objeción proveniente de los reguladores, choferes de taxi y políticos.
Pero está cambiando su estrategia; ha creado una junta de asesores compuesta por ex pesos pesados de la política para que la ayuden enfrentar los desafíos regulatorios de manera más diplomática.


La medida llega en un momento crítico para Uber, dado que los países empiezan a promulgar la legislación que regirá su futuro. Los ocho miembros de la junta incluyen a Neelie Kroes, ex comisionada de la competencia y ex reguladora de telecomunicaciones de la Unión Europea, y Ray LaHood, ex secretario estadounidense de transporte.


"La compañía no siempre logró dejar bien en claro que queremos regulaciones", dio David Plouffe, miembro del consejo de Uber. "No es necesario que sea desregulación, pero deben ser normativas modernas", refiriéndose a reglas que no controlen la cantidad de conductores o el precio de los viajes.


Plouffe ha sido clave en este cambio de estrategia. Por mucho tiempo asesor del presidente estadounidense Barack Obama, se incorporó en 2014 a la compañía para diseñar la política y estrategia. Para Uber, que opera en 68 países, la incertidumbre regulatoria es una de los obstáculos persistentes que tendrá que eliminar antes de una eventual salida a Bolsa. Muchos otros aspectos del negocio se han acomodado –por ejemplo, el año pasado pasó a ser rentable en la mayoría de las ciudades norteamericanas– pero las batallas regulatorias continúan.En los últimos dos años, se aprobaron regulaciones sobre servicios de viajes compartidos en Filipinas y en partes de Estados Unidos, Australia, México e India. En América del Norte, más de 50 ciudades tienen leyes similares, incluyendo Miami y Toronto, que promulgaron legislación esta semana. Sin embargo, ciertos servicios de Uber siguen prohibidos en varios países incluyendo Alemania, Francia y Corea del Sur.


Se espera que la junta asesora, que se reunió por primera vez esta semana, ayude a Uber a sobrellevar estos desafíos, saliendo gradualmente de las zonas grises legales y recibiendo una mayor aceptación. Además de Kroes y LaHood, entre los miembros se encuentran Roberto Daniño, ex primer ministro de Perú, y la princesa Reema Bandar al-Saud, activista de los derechos de las mujeres en Arabia Saudita, entre ellos a trabajar y trasladarse.


"Lo que principalmente está tratando de hacer Uber es aumentar su legitimidad", dijo Robert Atkinson, fundador y presidente de Information Technology and Innovation Foundation, un think-tank con sede en Washington DC. "En algunos círculos se la ve como una start-up rebelde". El nombramiento de estas "eminencias grises" podría ayudar, agregó.


"Quizas no sirva en todos los lugares donde Uber tiene problemas... pero creo que definitivamente de algún modo allanará el camino", señaló. La labor de los miembros de la junta de asesores será retribuida con acciones de Uber.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar