Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Twitter cierra cuentas con contenido terrorista

Twitter aumentó abruptamente la cantidad de cuentas suspendidas por transmitir contenido terrorista, como manera de castigar a Estado Islámico y sus filiales que recurren a la plataforma para atraer nuevos combatientes.
La plataforma de mensajería señaló que las suspensiones diarias se incrementaron un 80% el año pasado a un total de 350.000 desde mediados de 2015, y que los mayores aumentos en el número de cuentas suspendidas se dieron después de ataques terroristas desde Niza hasta Orlando. Se cerraron 235.000 en seis meses desde febrero.
Twitter y otras compañías de medios sociales reciben presiones de los gobiernos, autoridades de orden público y activistas contra terrorismo que creen que deberían estar tomando más medidas para hacer el seguimiento del uso de sus servicios por parte de los terroristas y suspender con mayor rapidez sus cuentas.
La compañía señaló que había ampliado los equipos que revisan los informes de terrorismo y mejorado sus herramientas tecnológicas y el conocimiento de los idiomas. Twitter insiste en que no hay un "algoritmo mágico" para identificar tuits provenientes de terroristas pero aseguró que las herramientas, y no los informes de otros usuarios, ayudaron a detectar una tercera parte de las cuentas que fueron cerradas en los últimos seis meses.
"Nuestro tiempo de respuesta para suspender las cuentas sospechosas, el tiempo que esas cuentas están en Twitter, y el número de seguidores que acumulan son muy inferiores", aseguró un vocero de Twitter. "También hicimos progresos en lo que se refiere a evitar que aquellas cuentas suspendidas puedan volver inmediatamente a la plataforma".
Twitter, el más público entre todos los sitios sociales, hace tiempo que enfrenta críticas por tardar demasiado tiempo en tomar represalias contra los discursos del odio, sean relacionados con terrorismo, amenazas de violencia o misoginia.
El anuncio se conoció cuando el think-tank Demos publicó un informe que señala que por día este año en julio se enviaron a la plataforma 7.000 tuits islamofóbicos escritos en inglés. Demos asegura que la islamofobia estalló en Twitter el día posterior a los ataques en Niza.
Los gobiernos de Gran Bretaña y Estados Unidos se encuentran entre los que están exigiendo a las compañías de medios sociales que se esfuercen más por ayudarlos en la lucha contra el terrorismo. Proponen que las compañías los asistan a crear "relatos en contra del extremismo" para tener llegada especialmente a los jóvenes considerados vulnerables a ser atraídos por grupos terroristas antes de que se radicalicen.
Twitter dijo que está trabajando con las organizaciones no gubernamentales incluyendo Parle-moi d’Islam en Francia, Imams Online en Gran Bretaña y con el Sawab Center en Estados Unidos para "empoderar" voces contra el extremismo violento.
A principios de este año, las compañías tecnológicas como Twitter, Facebook, YouTube y Microsoft firmaron un código de conducta sobre el discurso del odio ilegal de la Comisión Europea. Se comprometieron a revisar los pedidos para que se eliminen discursos del odio en menos de 24 horas, a trabajar estrechamente entre ellos y a apoyar los programas educativos que fomentan el discurso independiente en contra el extremismo y el pensamiento crítico sobre el terrorismo.