Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Toshiba podría tener que dejar de cotizar

Toshiba podría tener que dejar de cotizar

Las acciones de Toshiba cayeron 1% ayer, y los precios de los bonos apenas se movieron después de que el grupo advirtió sobre su dudoso futuro como empresa.

Pero los expertos ven una evidente complacencia del mercado, y aseguran que si bien las chances de que Toshiba quiebre son pocas, hay un verdadero y creciente riesgo de que el conglomerado industrial japonés pierda su status de sociedad cotizante.

Toshiba está enfrentando su peor crisis financiera debido a grandes problemas en Westinghouse, su subsidiaria nuclear norteamericana, y el grupo calcula que registrará una pérdida neta de hasta 1 billón de yenes (u$s 9100 millones) en el período de 12 meses al 31 de marzo, lo que sería el peor desempeño para una compañía japonesa.

Ahora el foco está puesto en la Bolsa de Valores de Tokio que, en su función regulatoria, está monitoreando si los controles internos de Toshiba cumplen con los criterios para cotizar en la bolsa.

Se determinó que los controles eran inadecuados durante un escándalo contable por u$s 1300 millones que se produjo en Toshiba durante 2015 y, si las mejoras propuestas son consideradas insuficientes por parte de la bolsa, sus acciones podrían dejar de cotizar. Esa medida convertiría al grupo en una empresa no cotizante.

A la lista de cosas a verificar por parte de la bolsa, se agregaron las tan demoradas cuentas correspondientes al tercer trimestre de su ejercicio fiscal de 2016, que fueron dadas a conocer el martes e incluyeron la advertencia del grupo sobre sus "grandes dudas" sobre su capacidad de seguir operando.

Toshiba no logró que su auditor, PwC Aarata, certificara la exactitud de esas cuentas. "Es extremadamente raro que un auditor independiente no rubrique las cuentas de un cliente, y mucho menos de un gigante industrial cotizante como Toshiba", dijo Robert Rostan, un ex auditor de Deloitte y director financiero de Training The Street, una firma que brinda capacitación financiera a bancos. "Eso es señal de que la situación es extremadamente mala", concluyó.