Lunes  03 de Septiembre de 2018

Sobre el periodismo también se escriben noticias falsas

Una respuesta a las acusaciones más comunes en contra de esta profesión

Sobre el periodismo también se escriben noticias falsas
Un aspecto extraño de ser un periodista en estos días es que los no-periodistas se han dedicado a criticar a la profesión. No sólo se trata de Donald Trump. Muchos ven a los tradicionales periódicos de formato grande y a los medios del sector público como un cártel liberal que crea "noticias falsas". Pero pocos de nuestros acusadores entienden nuestras prácticas laborales cotidianas. Eso es normal: casi nadie sabe mucho sobre cómo funcionan otras profesiones. Yo sólo tengo una vaga idea de cómo la gente en la construcción o la publicidad hace su trabajo, o qué piensan de sí mismos. A continuación, respondo a los cargos comunes contra el periodismo contemporáneo de "alta gama" con una explicación de cómo funciona realmente día a día.

Lo inventan

En la era de Google y las redes sociales, inventar cosas se convirtió en una ruta hacia la humillación y el despido. Los lectores lo van a notar. Era mucho más fácil distorsionar las noticias antes de que surgiera Internet. Piensen en Walter Duranty, corresponsal del New York Times basado en la Unión Soviética de Stalin, quien en 1933 negó que había una hambruna soviética. Pocos lectores en Ucrania escribieron para corregirlo.

De todos modos, Google junto con los millennials que trabajan para las organizaciones de medios como verificadores de datos mal pagados mejorado enormemente la precisión periodística. Cuando revisé recientemente una biografía histórica, me horroricé de todos los errores flagrantes en los periódicos de la década de 1960.

Publican hechos, no opiniones

Antes de Internet, la mayoría de los medios dedicaban la mayor parte de su energía a informar sobre eventos: "Incendios forestales mataron a 20 personas", o "Las tasas de interés subieron 1 por ciento". Pero hoy en día las noticias se difunden gratuitamente y de manera instantánea en línea. Por lo tanto, el periodismo necesita añadir análisis.

A final de cuentas, los "hechos" no son neutrales. ¿Debes darle más importancia a un presunto ataque terrorista en Westminster o al informe científico que dice que la contaminación del aire mata a miles de londinenses cada año?

Incluso el periodismo fiable distorsiona la realidad. Como señala el psicólogo de Harvard Steven Pinker, las "noticias" a menudo se centran en los acontecimientos dramáticos (colapso del puente de hoy o mentira de un político) a expensas de las tendencias más positivas (como el aumento a largo plazo en la esperanza de vida). Pinker dice: "Los periódicos podrían haber publicado el titular 137.000 personas escaparon de la pobreza extrema ayer, todos los días durante los últimos 25 años".

Les obligan a escribir algo

Mucha gente piensa que los periodistas son lacayos de los poderosos intereses liberales. Los lectores a menudo me dicen que Nikkei, el propietario del FT, nos ordena a oponernos al Brexit.

De hecho, casi todos los periodistas con los que me he encontrado en los medios liberales realmente creen en las cosas liberales que escriben. La mayoría de los periodistas son liberales, no debido a la presión externa, sino porque el periodismo se convirtió en una profesión altamente educada, y los urbanitas altamente educados tienden a ser liberales, que se oponen a Trump y al Brexit y al populismo en general. De hecho, una mayor proporción de periodistas del New York Times asistieron a universidades de élite comparado con los directores ejecutivos de Fortune 500, escriben Jonathan Wai de la Universidad de Arkansas y Kaja Perina of Psychology Today. Los periodistas de New Republic tienen una mejor educación que los multimillonarios estadounidenses. El liberalismo en el periodismo es un efecto de cohorte.

No tienen contacto con la gente

Eso se está volviendo menos cierto. El Brexit y la elección de Trump conmocionaron a los medios y los impulsaron a tratar de reconectarse con la gente común, especialmente los de raza blanca. Uno de los resultados es el nuevo género periodístico estadounidense de "safaris Trump" (visitas a ciudades de clase media de raza blanca), mientras que justo antes del referéndum del Brexit, la BBC decidió financiar a 150 nuevos reporteros locales para cubrir la democracia local en Gran Bretaña.

Imponen una agenda liberal

Actualmente, cada periodista individual tiene una influencia insignificante en los puntos de vista de otras personas, y lo sabemos.

Antes, cuando había menos voces en los medios, ciertos periodistas podían cambiar la opinión de las masas. Desde la década de 1930 hasta la de 1950, la columna de chismes y el programa de radio de Walter Winchell alcanzaban a decenas de millones de estadounidenses por día. En 1968, una sola transmisión del presentador de televisión Walter Cronkite podría haber influenciado a la opinión pública estadounidense en contra de la guerra de Vietnam. Pero Internet dividió a los medios. Hoy cada uno de nosotros tiene una pequeña audiencia. La obsesión de Trump con las noticias de CNN TV es extraña, dada su poca audiencia. Y los espectadores y los lectores ya tienen una visión arraigada del mundo, formada por sus trayectorias de vida y los años de consumo de información. Cada artículo individual apenas tiene un impacto en su perspectiva.

Incluso cuando los periodistas influyen en la opinión del público, lo hacen inadvertidamente, a menudo impulsando dicha opinión en una dirección antiliberal. Siempre que los medios liberales impulsan una agenda (por ejemplo, que el cambio climático es un problema), muchos derechistas creen instintivamente lo contrario. Si New York Times decidiera mañana que el cambio climático es un engaño, muchos seguidores de Trump probablemente se convertirían en amantes de los árboles.

Y como argumenta el periodista holandés Joris Luyendijk, las denuncias periodísticas de la corrupción en el sistema establecido a menudo alimentan la ira populista. Por ejemplo, los británicos votaron por el Brexit, a raíz de que los medios británicos se enfocaron en el escándalo de los gastos de los MP.

Los dueños de los medios (cuyas opiniones tienden a sesgar hacia la derecha) tienen cierta influencia en la opinión, aunque menos ahora que los jóvenes obtienen las pocas noticias que siguen de los medios sociales. Los periodistas individuales casi no tienen influencia. La verdad es que la mayoría no quieren tenerla.

La mayoría de los periodistas que conozco ingresaron a la profesión por otras razones: frustradas ambiciones literarias, la descarga de adrenalina de recopilar noticias o el deseo de describir su época. Conforme pasa el tiempo, nos sentimos más motivados por la búsqueda de primicias, atención y diversión que por hacer el bien.

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000057,750062,7500
DÓLAR BLUE0,000065,750066,7500
DÓLAR CDO C/LIQ1,1502-77,2222
EURO0,472065,527865,8346
REAL-0,234714,174614,2413
BITCOIN-1,20658.644,00008.649,6100
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,000046,4375
C.MONEY PRIV 1RA 1D0,000056,2500
C.MONEY PRIV 1RA 7D0,000057,2500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000047,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)-6,2500150,00160,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00002,302,30
DISC USD NY1,824375,3574,00
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL-4,085032.340,7000
BOVESPA0,4900106.059,9500
DOW JONES-0,010027.783,5900
S&P 500 INDEX0,08373.094,0400
NASDAQ-0,04008.482,1010
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,1939330,9690331,6120
TRIGO CHICAGO-0,2947186,4743187,0255
MAIZ CHICAGO0,0000147,7303147,7303
SOJA ROSARIO0,0777257,7000257,5000
PETROLEO BRENT0,032162,390062,3700
PETROLEO WTI-0,385256,900057,1200
ORO0,31471.466,30001.461,7000