Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Shell duplica sus ganancias por rebote del precio del petróleo

Shell duplica sus ganancias por rebote del precio del petróleo

Royal Dutch Shell más que duplicó sus ganancias en el primer trimestre del año y se convirtió en el último productor grande de petróleo y gas en demostrar los beneficios del alza de los precios del crudo.

Las cinco petroleras más grandes –Shell, ExxonMobil, Chevron, Total y BP– superaron las expectativas con sus resultados trimestrales anunciados la semana pasada, lo que marca la señal más clara hasta ahora de la gradual recuperación de la industria, que viene soportando dos años de caída.

Las ganancias de Shell ajustadas por costo actual de suministros –una medición que siguen los analistas– subieron a u$s 3800 millones en los tres meses que finalizaron en marzo, comparado con los u$s 1600 millones del mismo período de 2016 y cifra muy superior al pronóstico promedio de los analistas de u$s 3050 millones.

Al igual que los resultados de sus rivales, los de Shell reflejan la recuperación parcial de los precios del crudo desde los pisos de 12 años registrados en el primer trimestre del año pasado y los recortes de costos logrados desde que el mercado empezó su declive en 2014.

Shell enfrentó el desafío adicional de pagar 35.000 millones de libras por la adquisición de BG Group, completada el año pasado durante las profundidades de la crisis. Sin embargo, los números sugieren que el balance del grupo ampliado fue recuperando la salud.

El flujo de caja fue suficiente para cubrir dividendos e inversión de capital por tercer trimestre consecutivo, lo que ayuda a pagar a los accionistas dividendos de u$s 0,47 por acción.

El ratio deuda/capital de Shell, mientras tanto, cayó a 27,2% al 31 de marzo, comparado con el 28% de fines del año pasado, después de varias ventas grandes de activos que permitieron que el grupo avance dos terceras partes del camino hacia su objetivo de recaudar u$s 30.000 millones a partir de desinversiones a fines del año próximo.

Además de reducir la deuda, Shell dijo que este año la venta de activos como yacimientos maduros del Mar del Norte británico y arenas bituminosas de altos costos en Canadá serán también de ayuda para elevar el flujo de caja y la rentabilidad.

"Seguimos dándole forma a la cartera de Shell y transformando la compañía con desinversiones por más de u$s 20.000 millones ya realizadas o anunciadas, que fortalecerán el balance a media que se concreten", dijo Ben Van Beurden, CEO de Shell.

Agregó que el grupo tuvo un inicio de 2017 "sólido" con mejores condiciones de mercado y buen desempeño operativo en exploración y producción, y en químicos.