Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Sellos discográficos levantan cabeza gracias al streaming

El sector de la música norteamericana va camino de registrar crecimiento por segundo año seguido , algo que no ocurría desde fines de la década del noventa

Sellos discográficos levantan cabeza gracias al streaming

Después de más de una década de caídas en las ventas de álbumes y pérdidas de ingresos debido a la piratería digital, las compañías discográficas más grandes del mundo ahora presagian un futuro más prometedor gracias a una forma nueva de disrupción tecnológica: el streaming de música.

Debido al rápido crecimiento de Spotify y los servicios de Apple Music, la industria de la música grabada registró una serie de hitos este año. Los ingresos provenientes del streaming on demand por Internet crecieron lo suficiente para compensar las caídas de las ventas físicas para los tres principales sellos, lo que permitió a Warner Music alcanzar su mayor nivel de ingresos anuales en ocho años. El sector de la música norteamericana va camino a registrar crecimiento por segundo año consecutivo, algo que no ocurría desde fines de los 90, ante la piratería y las corroídas ventas por Internet.

"Si 2015 fue el año que el streaming cumplió la mayoría de edad, el 2016 es el año en que demostró su valor, demostró que tiene el poder de reinventar el negocio de la música grabada," dijo Mark Mulligan, analista de Midia Research. "Con toda probabilidad, será el primer año de buen crecimiento para la industria mundial de la música desde Napster [el servicio de suscripción de música]", dijo.
Un ejecutivo del sello señaló que el ánimo ha cambiado en los últimos meses, porque "mucha gente siente que hemos dado vuelta a la esquina", contó.

El optimismo llega en un momento en que el streaming de música se convirtió en una carrera de dos caballos entre Spotify y Apple, negocio en el que ambos incorporaron gran cantidad de usuarios. Apple dijo que había alcanzado los 20 millones de suscriptores, mientras que Spotify en septiembre aseguró que contaba con 40 millones de clientes pagos.

Amazon, Pandora y iHeartMedia introdujeron sus servicios de streaming pagos este año sumándose a la competencia proveniente de Deezer, SoundCloud, Tidal y Google Play, a medida que las compañías se adaptan a que el streaming es la principal manera de escuchar música digital.

Los ejecutivos esperan que los recién llegados como Amazon conduzcan la próxima ola de nuevos consumidores de streaming, más allá de los aficionados a la música. "Ahora que el streaming se posicionó como nuestra mayor fuente de ingresos, estamos centrados en encontrar maneras de acelerar la adopción del servicio", dijo Stephen Cooper, CEO de Warner Music Group.

Warner, la tercera compañía discográfica del mundo, abrazó el streaming más rápido que el resto de la industria –a principios de este año, se convirtió en el mayor sello en informar que el streaming ya era su mayor fuente de ingresos, superando las ventas de formatos físicos como CD y vinilos. Los ingresos por streaming que genera Warner crecieron 55% en el año fiscal y están llegando a los u$s 1.000 millones anuales, más del doble que sus ingresos provenientes de las descargas digitales, dijo Cooper.

El mes pasado, Universal Music Group –que es líder y representa más de una tercera parte del mercado mundial de la música grabada– informó que los ingresos subieron 4% a u$s 4.000 millones en los nueve meses hasta fines de septiembre, también impulsado por el salto del streaming.

Los ingresos totales por venta de música en Estados Unidos subieron 8% a u$s 3.400 millones en la primera mitad de 2016, según Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos, cuyo CEO Cary Sherman dijo "estamos en la cúspide de un verdadero renacimiento de la música".

El crecimiento del streaming llevó a los analistas de Macquarie a predecir que los ingresos globales de música grabada se duplicarán en la próxima década, alcanzando los u$s 30.000 millones en 2025.

Sin embargo, la aparente recuperación del sector se ve a amenazada por una lucha de poder entre la industria y las plataformas digitales como YouTube y Facebook, que ofrecen música gratuita. El sitio de videos YouTube es hoy la mayor plataforma de música por streaming del mundo; atrae a más usuarios que Spotify y Apple Music juntos. Estrellas del pop desde Abba y Coldplay hasta Ed Sheeran y Lady Gaga se quejaron ante la Comisión Europea de que YouTube está "injustamente" perjudicando a artistas y autores.