Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Se filtraron los datos de cinco millones de empleados

Un grupo británico de seguridad informática encontró online datos personales de 5,5 millones de empleados de las 1.000 sociedades cotizantes más grandes del mundo. Los descubrió analizando información comprometida a raíz de los recientes ataques cibernéticos a populares sitios web. Digital Shadows halló datos como direcciones de email y contraseñas del 97% de las 1.000 compañías, incluyendo Apple, JPMorgan Chase, Bank of China, Daimer y Google.
La firma británica rastreó los datos filtrados provenientes de servicios populares como LinkedIn, Dropbox y MySpace, en busca de usuarios que se hubieran registrado usando sus cuentas de email laborales. Muchos de ellos habían utilizado también las mismas contraseñas laborales.
Datos de aproximadamente 300.000 personas fueron robados de los sitios web de citas, incluyendo Ashley Madison y Adult Friend Finder. Ashley Madison solo cedió emails corporativos y contraseñas de más de 200.000 empleados de grandes compañías. El costo de una única violación de datos puede ser enorme. Un estudio de IBM señala que el costo total promedio para una empresa es de u$s 4 millones. La famosa víctima Talk Talk perdió 101.000 clientes, gastó 60 millones de libras y debió enfrentar una investigación parlamentaria. El año pasado, la filtración de datos le costó a las compañías británicas cerca de 34.000 millones de libras.
Gran parte de los datos descubiertos por Digital Shadows no habían sido filtrados previamente –el 90% de los 5,5 millones de nombres de usuario y contraseñas están disponibles online desde hace poco. "Estábamos analizando las filtraciones hasta 2012, y se me ocurrió que veríamos muchos duplicaciones, pero sólo el 10% de las credenciales habían estado en anteriores filtraciones", dijo Rick Holland, vicepresidente de estrategia en Digital Shadows. "Cada vez que se vuelve público una difusión de datos, lo primero que nuestros clientes preguntan es: "¿Esos datos son nuevos o fueron reempaquetados? Por lo tanto, ésta es una mala noticia". Los estudios encontraron que más del 60% de la gente usa varias veces la misma contraseña, y las credenciales comprometidas también pueden usarse para fraudes electrónicos e intentos de extorsión. La combinación de información robada puede habilitar a los ciberdelincuentes a armar identidades completas de usuarios, advierten los expertos en seguridad informática.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar