Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Se desploman las exportaciones de China a Brasil por la recesión

Cayeron 60% en enero en comparación con el año anterior. La debilidad del real limita la capacidad de los brasileños para poder comprar productos importados

Se desploman las exportaciones de China a Brasil por la recesión

Las exportaciones chinas hacia Brasil se desplomaron el mes pasado, siendo el más reciente dramático indicio de la agudización de la recesión en la mayor economía latinoamericana. Las exportaciones por contenedores desde China hacia Brasil de mercancías que van desde productos para automóviles hasta textiles disminuyeron 60% en enero en comparación con el año anterior, conforme la debilidad del real limita la capacidad de los brasileños para comprar mercancías importadas, según Maersk Line, la mayor compañía naviera del mundo. El volumen total de las importaciones por contenedores en la mayor economía de América Latina se redujo a la mitad, según mostraron los datos.


"Lo que estamos viendo ahora por parte de China no es sólo un fenómeno que afecta a Brasil, estamos viendo lo mismo en toda América Latina, la disminución de los volúmenes [de exportaciones chinas] en todos los mercados", dijo Antonio Dominguez, director general de Maersk Line en Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina. "Ha estado sucediendo durante varios trimestres, pero se hace más evidente conforme nos adentramos en este año".


China es el mayor socio comercial de Brasil en una relación comercial que se desarrolló rápidamente durante el superciclo de los productos básicos de la primera década del siglo. Pero la economía china se ha desacelerado desde el estallido de la burbuja del mercado de valores a mediados del año pasado, lo cual ha afectado a todo el mundo. En 2015 la economía china creció a su ritmo más lento en 25 años y se espera que se desacelere nuevamente este año.


La disminución de la demanda de importaciones de China contrasta con un aumento de las exportaciones de Brasil hacia Asia, incluyendo China. El muy esperado reequilibrio del comercio brasileño se produce después de una depreciación cercana al 40% del real frente al dólar en los últimos 12 meses.


La moneda brasileña ha sido una de las de peor rendimiento en el mundo emergente después de que el año pasado la mayor economía latinoamericana cayera en lo que se espera sea su peor recesión en más de un siglo.
Los economistas estiman que la economía se contrajo entre 3 y 4% en 2015 y pronostican una disminución similar para este año 2016.


Ahora que las autoridades brasileñas se esfuerzan por reajustar las políticas fiscales y monetarias para superar la crisis económica, la tasa de cambio flotante del país ha llevado la peor parte del ajuste. "Aunque en el pasado la depreciación de la moneda ha sido precursora de problemas de deuda, esta vez esperamos que sea parte de la solución", dijo en un informe reciente Edward Glossop, economista de Capital Economics encargado de mercados emergentes. "De hecho, esto ya está sucediendo. La mejoría de la balanza comercial brasileña en los últimos meses ha sido sorprendente".


Sin embargo, Dominguez advirtió que las compañías navieras podrían verse obligadas a aumentar lo que dijo eran precios deficitarios de fletes de exportación de mercancías procedentes de Brasil, lo cual amenaza el incipiente auge de las exportaciones del país. Añadió que cualquier desequilibrio marcado prolongado entre las exportaciones hacia y las importaciones desde China sería insostenible desde el punto de vista del embarque, pues las líneas navieras necesitan poder llenar los contenedores en ambas direcciones.


Maersk dijo que el volumen total de las importaciones por contenedores hacia Brasil en enero disminuyó 50% interanual, mientras que las exportaciones aumentaron 6%. Las estadísticas del ministerio de desarrollo, industria y comercio de Brasil muestran que el comercio total general entre China y Brasil en 2015 fue de u$s 66.000 millones, una cifra inferior al máximo histórico de u$s 83.300 millones en 2013.

Más notas de tu interés

Comentarios1
benedictodos800
benedictodos800 27/02/2016 04:10:44

Y AQUI HABLANN Y BLASFEMAN COMO SI EN EL MUNDO NO PASARA NADA QUE VICHO RARPO ES EL EMPRESARIO ARGENTINO MEZCLARA DE RATON ,LANGOSTA PERRO FALDERO