Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Se avista una recuperación de mercados emergentes

Se avista una recuperación de mercados emergentes

¿Los mercados emergentes (ME) saldrán al rescate del mundo desarrollado? Con los rendimientos de los bonos derrumbándose en todos los mercados desarrollados (MD), surgió un nueva esperanza de que la deuda soberana de ME proporcione a los inversores de MD lo que no pueden conseguir en otros lugares, como los retornos anuales de entre 7% y 8% que exigen los planes de pensión estatales de EE.UU.

En el pasado surgieron esperanzas similares que no se concretaron debido al pobre crecimiento de los ME y a los deslucidos retornos de los activos de ME. Pero el repunte de los precios de los commodities y el rebote de las acciones y monedas de ME que se produjeron este año revivieron el optimismo.

El último indicador del crecimiento de emergentes que elabora mensualmente el Institute of International Finance (IIF)–un índice compuesto por variables financieras, encuestas a empresas y datos duros– presenta más evidencia de que efectivamente hay una recuperación en los ME.
Sugiere que el PBI en los ME subió 4,7% en el segundo trimestre de este año, sobre una base anual ajustada por estacionalidad, muy por encima de los niveles de los últimos 12 meses.

El último indicador coloca el incremento del PBI anual de ME por encima del nivel promedio de 4,6% registrado en 2012-2014, si bien de alguna manera es inferior a la media de 7% de 2010-2011.
La pregunta es si este rebote es sostenible. Hace un mes, Hung Tran, director de mercados de capitales en IIF, describió el repunte como una "mejora de corto plazo" que no resistirá los "vientos en contra estructurales de largo plazo" que enfrentan los ME.

Esa evaluación se basaba en parte a la composición del indicador de IIF, donde las variables financieras habían subido muy fuertemente, junto con un tercer repunte mensual de los datos duros, y un menor crecimiento en el componente de las encuestas a empresas.

Este mes, la mejora en las variables financieras es aún más marcada, y los datos duros y las encuestas a empresas otra vez hacen una menor contribución. El aporte de las variables financieras –índice de acciones MSCI EM, el índice de monedas JPMorgan EM, el índice de metales industriales de Bloomberg y el crudo Brent– probablemente sigan dominando.

El IIF afirmó: "Dada la firme evolución del mercado en junio, el aporte de las variables financieras al crecimiento de ME probablemente siga siendo notable en los próximos meses. Si los precios de las materias primas se mantienen sólidos, proporcionarán un constante y verdadero impulso al crecimiento de ME.