Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Se analizan alianzas fértiles en el difícil mercado agrícola

Las principales comercializadoras piensan en asociarse a grandes productores y consumidores para impulsar el crecimiento tras cerrarse una década de auge

Algunas de las comercializadoras de commodities agrícolas más grandes del mundo están buscando sellar nuevas alianzas y joint ventures como manera de enfrentar las duras condiciones del mercado provocadas por el fin de los diez años de auge que tuvo el sector.
En entrevistas con Financial Times, algunos altos ejecutivos de Cargill y Louis Dreyfus Company contaron que están tratando de unir fuerzas con grandes productores y consumidores tras haber tomado medidas para elevar las ganancias durante estos últimos años.


Las cosechas abundantes, los rebosantes stocks y los violentas fluctuaciones de precios deterioraron los resultados de las pocas compañías que dominan los flujos globales de cultivos y alimentos básicos.


Al mismo tiempo, los clientes de mercados de rápido crecimiento como China y Asia están consolidando y aprovechando su tamaño para comprar directamente a los productores del continente americano y otras regiones.


"Ha habido cierto malentendido en cuanto a lo que estamos tratado de hacer", dijo Gonzalo Ramírez Martiarena, CEO de Louis Dreyfus Company (LDC), refiriéndose a las medidas para buscar asociaciones con sus unidades de lácteos, metales, fertilizantes y jugo de naranja.


"No se trata de vender negocios. Vemos que habrá crecimiento a partir de alianzas estratégicas y joint ventures. Solos no podemos crecer orgánicamente", agregó
Ramírez contó que la división de fertilizantes de LDC podría asociarse a un productor de potasa para que lo ayude a soportar el riesgo de precio. Mientras tanto, las alianzas con distribuidores podrían mejorar el alcance de su unidad de jugo de naranja, que se vio afectada por las cambiantes preferencias de los consumidores.


Controlada por la multimillonaria rusa Margarita Louis-Dreyfus, las ganancias antes de impuestos en LDC cayeron 15% a u$s 151 millones, en los primeros seis meses de 2016.
Cargill, que tradicionalmente se focalizaba en el transporte de cultivos de las zonas de oferta hacia las áreas de demanda, enfrenta un nuevo panorama competitivo, donde los grandes clientes están consiguiendo cada vez más sus propios suministros, según Gert-Jan van den Akker, director de cadenas de abastecimiento agrícola en la compañía.


Cargill, una de las empresas no cotizantes más grandes del mundo, podría resistir a esa amenaza formando alianzas con grandes clientes de mercados emergentes o haciendo adquisiciones.


"Los consumidores asiáticos grandes necesitan una fuente de abastecimiento segura –nosotros podemos ser ese socio", explicó van den Akker durante una entrevista en la casa central de la división en Ginebra. Además, sostuvo que las duras condiciones del mercado podrían también alentar la consolidación.


"Los resultados para la industria en general no han sido buenos. El exceso de capacidad hizo que sea difícil operar y producir retornos", agregó.


LDC y Cargill se encuentran entre el puñado de compañías que dominan la comercialización de productos agrícolas junto con Archer Daniels Midland, Bunge y Glencore. Habían disfrutado de una década de abundante crecimiento al inicio del siglo debido al cambio en la dieta de la creciente clase media de los mercados en desarrollo.

 

Los malos cultivos habían aumentado aún más los precios entre 2008 y 2012, lo que causaba temor a una escasez de alimentos en los países más pobres. Pero debido a las inversiones, los avances tecnológicos y la mayor productividad durante este período, ahora hay superávit.


La industria agrícola global también se vio afectada por el surgimiento de participantes nuevos como Cofco, la comercializadora de granos estatal de China.

Su brazo de comercialización internacional CofcoAgri hace poco se convirtió en una de las sociedades agrícolas más grandes del mundo mediante una operación que le garantizó la propiedad total de Nidera, la cerealera y compañía de semillas holandesa.


Matt Jansen, director de Cofco Agri, dijo en la Cumbre Global de Commodities del Financial Times en abril que la compañía estaba buscando invertir más en activos del lado de la oferta, especialmente en Norteamérica, donde todavía no tiene presencia.


La compañía es considerada un socio atractivo para muchos productores ya que brinda una puerta de entrada a China, un mercado que para las compañías extranjeras es difícil de acceder.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar