Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Rio comienza sus Juegos Olímpicos entre la adversidad y el optimismo

La crisis política y las dificultades económicas se confabularon para poner en duda la capacidad de Brasil para llegar a tiempo con las instalaciones

Las Olimpiadas de Río de Janeiro comenzarán finalmente esta semana después de varios meses repletos de dudas sobre los preparativos de la caótica ciudad brasileña para celebrar el festival deportivo más grande del mundo, la primera vez que una ciudad sudamericana ha sido la sede de los juegos.
Se realizarán algunos juegos preliminares de fútbol y de tiro con arco durante la semana, pero el inicio oficial se realizará en la ceremonia de apertura el viernes por la noche con competencias en instalaciones olímpicas a través de la ciudad.
Según los comentarios que hizo un funcionario al Financial Times, Brasil ganó los juegos durante uno de los mejores períodos de su historia en 2009 cuando la economía del país estaba en auge y su presidente de izquierda, Luiz Inácio Lula da Silva, gozaba de gran popularidad
Ahora el país está celebrando el evento durante uno de los peores períodos de su historia. La economía está enfrentando una de las recesiones más profundas que se han visto en un siglo y su presidenta, Dilma Rousseff, enfrenta un juicio político por su presunta manipulación de las finanzas públicas.
Sus gobiernos estatales, incluyendo el de Río, están a punto de quebrar y hay una alerta de salud con respecto al virus del Zika, el cual es propagado por mosquitos.
Los atletas olímpicos temen que las aguas de la bahía constituyen un peligro para la salud y los equipos del extranjero se han quejado de que la plomería en la aldea de los atletas no está funcionando.
Además existe el peligro del terrorismo, a raíz de que las autoridades detuvieron un grupo de seguidores brasileños del Estado Islámico. Pero ninguno de estos temas ha logrado disuadir al popular alcalde de Río, Eduardo Paes, quien está convencido de que los Juegos Olímpicos de Río van a ser unos de los más divertidos en la historia de las Olimpiadas.
Es posible que tenga razón. La ciudad está acostumbrada a celebrar enormes fiestas. Cada año alberga a millones de fiesteros en las celebraciones de Año Nuevo y del Carnaval. La ciudad deja los preparativos para el último minuto pero siempre lo logra fácil y carismáticamente.
El lema de estos juegos es "Viva sua paixao" (Vive tu pasión), y se realizarán 304 eventos de 28 deportes hasta el 21 de agosto.
Para Usain Bolt, el hombre más rápido de la historia, ésta es una oportunidad para cerrar su carrera olímpica conforme intenta ganar en todas las competencias de velocidad por tercera vez.
El atleta jamaiquino está determinado a sellar su legado después de dominar los eventos de velocidad durante ocho años, defendiendo su título en las carreras de 100, 200 y 4x100 metros en lo que él ha anunciado que son sus últimos juegos olímpicos.
Se espera que participe en su novena competencia final en la carrera de relevos de 4x100 en el estadio olímpico el 20 de agosto, un día antes de cumplir 30 años de edad.
Compitió en su primera final en Beijing cinco días antes de cumplir 22 años, deslizándose hacia la victoria en la carrera de 100 metros con un récord mundial de 9.69 segundos y con los zapatos desamarrados. Desde entonces ha ganado 11 títulos mundiales y 3 títulos de "sprint" en las Olimpiadas de Beijing y otra vez en Londres.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar