Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Polar suspendió producción de cerveza en Venezuela

La empresa privada más grande de Venezuela dejó de producir cerveza, lo que se agrega a la lista de privaciones que sufren los residentes ya frustrados por los cortes de energía, falta de agua, inflación de tres dígitos y la agobiante recesión.
"Esto podría significar el fin", dijo Sergio Silva, dueño de un comercio de barrio en Petare, una de las villas de emergencias más grandes de Caracas. "Si los venezolanos no tienen cerveza... Este país podría explotar".
Venezuela está sufriendo la mayor contracción de importaciones de su historia debido a que el precio deprimido del petróleo, que representa el 95% de sus ingresos por exportaciones, colocó las reservas extranjeras en su nivel más bajo en 13 años y se teme que el soberano incumpla los pagos de bonos por u$s 14.000 millones que vencen este año.
"No hemos podido reponer inventarios, y sólo tenemos cebada malteada hasta el 29 de abril", había dicho Polar en una declaración publicada en su sitio web. "Por esa razón estamos obligados a suspender la producción de cerveza hasta conseguir las divisas necesarias para comprar materia prima".
Polar, que tiene el 75% del mercado de este país sudamericano tan bebedor de cerveza, es considerado un ícono nacional. Los carteles publicitarios que dicen "cerveza, bikinis y playa" son muy habituales en las calles de Venezuela, tan comunes como los camiones azules y blancos con el logo de un oso Polar blanco parado sobre un bloque de hielo.
En febrero, Lorenzo Mendoza, CEO y multimillonario vástago de la familia fundadora de Polar, pidió al gobierno que deje de estrangular al sector privado y pida ayuda internacional para evitar el derrumbe social. Polar también produce alimentos esenciales como aceite para cocinar, pastas y harina de maíz –ingrediente clave del principal plato nacional, las arepas.
Pero Maduro, que culpa a las empresas privadas de supuestamente retener mercadería y abusar de los precios, se defendió: "Si no pueden manejar sus compañías, entréguelas al pueblo que sí puede; son ladrones, oligarcas, traidores".
Los inconvenientes que atraviesa Polar, una compañía que tiene un índice de aprobación de 90%, según la encuestadora local Datanálisis, se compara con el 30% de Maduro, son sintomáticos de los problemas más generales que sufre Venezuela, aseguran los analistas.
"La falta de productos. . . es una consecuencia de los controles cambiarios y de precios", aseguró Asdrúbal Oliveros de Ecoanalítica, una consultora. "Los problemas son el modelo y un gobierno que no funciona".
La economía de Venezuela se contraerá 8% este año y 4,5% en 2017, según estimaciones del Fondo Monetario Internación, después de caer 5% en 2015. Las importaciones disminuyeron 60% en cuatro años, según Bank of America.
"Desde el año pasado venimos alertando al país sobre la grave situación que enfrentamos, y hemos agotado todas las alternativas para asumir deuda con proveedores extranjeros," dijo Polar. "Para seguir produciendo ... [Polar] necesita acceso oportuno y suficiente a las divisas", agregó.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar