Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Obama asegura en Cuba que el "cambio" llegará de mano de los mismos cubanos

El presidente norteamericano sostuvo en La Habana que la función de su país es ayudar a empoderar a los cubanos para que hagan las reformas

El presidente de Estados Unidos Barack Obama anticipó que "el cambio se va a producir" en Cuba cuando se reunió con su par del país Raúl Castro, en La Habana ayer en el inicio de su histórica visita a la isla.
El mandatario aseguró que el rol de Estados Unidos es "fomentar y facilitar" las reformas en la isla y que Castro comprendió que el país va a cambiar a partir de la nueva relación que está forjando con Norteamérica.
La visita de Obama llega 15 meses después del anuncio de que quería normalizar las relaciones con Cuba después de más de cinco décadas de distanciamiento diplomático. La visita forma parte de una apuesta mayor del presidente a que el compromiso directo por parte de Estados Unidos puede ayudar a convencer al gobierno cubano de que abra más rápido la política y la economía.
"El cambio va a suceder [en Cuba] y creo que Raúl Castro comprende eso," dijo Obama al poco tiempo de llegar. "Creo que es muy importante para Estados Unidos no vernos como los agentes del cambio, sino fomentar y facilitar que los cubanos mismos provoquen los cambios", dijo a ABC. "Queremos asegurarnos de que cualquier cambio que surja esté empoderando a los cubanos".
Después de un paseo a la noche por la vieja Habana con su familia el domingo, incluyendo una visita a la catedral de la ciudad y una cena en un restaurant privado, Obama se reunió con Castro ayer a la mañana en el Palacio de la Revolución y a la tarde daba un discurso durante un foro con empresarios cubanos y estadounidenses. Hoy pronunciará un discurso al pueblo cubano, se reunirá con un grupo de disidentes y luego mirará un partido de béisbol entre los Tampa Bay Rays y la selección nacional de Cuba.
En un itinerario repleto de fuerte simbolismo, Obama colocó una corona en el monumento a José Martí, el líder de la independencia cubana. Fue acompañado por Salvador Valdés Mese, miembro del politburó del Partido Comunista cubano. Al fondo estaba la gran imagen del Che Guevara.
Además de alentar al gobierno cubano a hacer una rápida reforma, el viaje de Obama también está diseñado para generar apoyo por los esfuerzos apuntados a poner fin al embargo comercial estadounidense que recae sobre Cuba, el cual requiere de la aprobación del Congreso.
El presidente llegó a Cuba con una comitiva de 39 miembros del congreso, incluyendo un puñado de republicanos. Entre ellos se encuentran Jeff Flake, el senador republicano de Arizona que es uno de los copatrocinadores de un proyecto de ley que pondría fin a todas las restricciones de viaje para todos los norteamericanos que vayan a Cuba. Asistentes del parlamento sostienen que el proyecto tiene altas probabilidades de ser aprobado en el Senado en los próximos meses, si bien su destino en la Cámara de Representantes es menos claro. Un proyecto diferente que pondría fin a muchas de otras restricciones sobre los negocios en Cuba no tendría posibilidades de avanzar antes de las elecciones presidenciales.