Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Nueva York instala puestos de WiFi gratuito superveloz

Google es uno de los inversores de las zonas de conexión gratuita ubicadas donde antes funcionaban las viejas cabinas de teléfono

Nueva York instala puestos de   WiFi gratuito superveloz

Se está desplegando en Nueva York la red WiFi municipal más extensa y rápida del mundo, y el responsable del proyecto son un consorcio de empresas que incluye a Google, en el último intento que hace la compañía por revolucionar las telecomunicaciones en Estados Unidos.
LinkNYC brindará conexiones gratuitas con velocidades de hasta un gigabit por segundo a través de 7.500 puntos inalámbricos ubicados donde antes estaban las viejas cabinas telefónicas. La velocidad será cerca de 20 veces superior a la que ofrece el servicio típico de banda ancha en la ciudad.
Los primeros dos "Link kiosks" que entran en funcionamiento se encuentran sobre la Third Avenue. Los pilares de más de 2,5 metros de altura funcionarán como transmisores de WiFi para la red de fibra óptica súper rápida que reemplaza los cables de cobre que antes conectaban a las cabinas telefónicas.
Cada kiosco incluirá un teléfonos manos libres, una tableta con Android para navegar en la Web, y dos pantallas digitales que mostrarán con avisos publicitarios.
Los clientes están invitados a probar el servicio a partir de fines de este mes, y LinkNYC planea tener instalados otros 500 puestos para julio, mes en el que la red ya estará disponible en los cinco distritos de Nueva York.
El consorcio detrás de LinkNYC ganó el concurso para prestar el servicio cuando en 2014 las compañías municipales de WiFi fueron invitadas a participar de la licitación de la franquicia para las cabinas telefónicas de la ciudad.
En junio, los dos principales miembros del consorcio fueron adquiridos por Sidewalk Labs, una compañía de "innovación urbana" creada por Google, y Dan Doctoroff, un ex CEO de Bloomberg.
El proyecto forma parte del esfuerzo que viene haciendo Google por transformar el mercado de telecomunicaciones de Estados Unidos, y surge después de que el consorcio construyó redes de fibra óptica súper rápidas en otras ciudades como Kansas City y Austin, en Texas.
También armó un servicio de telefonía móvil, llamado Project Fi.
El fabricante de chips Qualcomm también es miembro de LinkNYC, mientras que Vonage, el operador de telefonía por Internet, proveerá llamadas locales gratuitas a través de la red.
El funcionario municipal Stanley Shor dijo que el proyecto forma parte de los esfuerzos de Bill de Blasio, el alcalde de la Ciudad de Nueva York, de cerrar la "brecha digital" que existe en la urbe, donde cerca de una cada cuatro familias no tiene banda ancha. "La gente que no tiene Internet en sus hogares podrá tenerla en toda la ciudad", señaló.
Los inversores de LinkNYC planean invertir cerca de u$s 200 millones en la construcción de la red, la cual esperan haber completado dentro de ocho años.
El consorcio prometió pagar a la Ciudad de Nueva York u$s 500 millones o la mitad de sus ingresos, la cifra que sea mayor, a la finalización del contrato a 12 años. La idea es generar ingresos vendiendo anuncios publicitarios que se despliegan en las pantallas digitales.
Si bien LinkNYC no compartirá con los anunciantes los datos personales de los usuarios, planea usar datos anónimos para vender publicidad dirigida a determinadas audiencias. Por ejemplo, los fanáticos del básquet que salen del Barclays Center en Brooklyn podrían ver un aviso de indumentaria deportiva; y quienes hayan ido a un recital de Barbra Streisand en el mismo estadio a la salida verían un anuncio diferente.
El proyecto tiene el potencial de robarle negocios a las operadores como Verizon, AT&T y T-Mobile US, dado que los clientes podrían decidir usar la red gratuita en vez de pagar para recibir datos.
Pero Shor contó que las compañías no hicieron lobby en la ciudad para tratar de bloquear el servicio.
Las personas que vivan cerca de un puesto de WiFi podrán acceder a la red desde adentro de sus departamentos, lo que les permitirá prescindir de la conexión paga.

Traducción: Mariana Inés Oriolo