Netflix se asegura la colocación de bonos por u$s 2000 millones

Netflix se aseguró órdenes por miles de millones de dólares para su próxima emisión de bonos, lo que sugiere que los inversores están dispuestos a pagar la cuenta mientras la compañía de streaming de películas y televisión amplía agresivamente su propia programación.

El libro de órdenes para la operación por u$s 2000 millones fue totalmente suscripto el lunes a la noche, según allegados a la operación.

Reed Hastings, CEO de Netflix, ya recurrió al mercado de bonos de alto rendimiento, valuado en u$s 1,3 billones, para pagar programación original como la serie de ciencia ficción Stranger Things, que ayudó a atraer millones de nuevos suscriptores.

Netflix señaló que este año dedicará a contenido propio u$s 8000 millones, si bien algunos analistas piensan que el número podría llegar a u$s 13.000 millones.

John McClain, administrador de carteras de Diamond Hill Capital, dijo que Netflix seguirá recurriendo al mercado de obligaciones negociables en los próximos años. "Van a volver constantemente al mercado y eso está bien siempre que cada dólar que tomen prestado sea para crear valor por más de eso", señaló. "Para ellos tiene sentido recurrir al mercado de bonos basura. Endeudarse a 5%, 6% o 7% es un costo de financiación mucho más barato", agregó.

Netflix está por captar capital en dólares y euros, se calcula que el tramo en dólares estadounidenses sería a un rendimiento cercano de 6,25%, según allegados al tema. Las notas en dólares vencen en 10,5 años. El tramo en euros tendría un rendimiento de 4,5%.

A principios de este mes Netflix informó que en el tercer trimestre generó casi 7 millones de suscriptores nuevos, muy por encima de las estimaciones de los analistas, y pronostica que sumará un récord de 29 millones este año. Si bien las acciones cayeron cerca de 20% del máximo registrado en julio, este año subieron más de 50%.

La compañía dio a conocer 676 horas de programación en el tercer trimestre, un récord para la compañía y más del doble comparado con el año pasado, según Cowen & Company.

El veloz ritmo con el que Netflix gasta el efectivo ha sido foco de atención para los inversores, en particular cuando otras compañías tecnológicas con elevada valuación como WeWork y Uber prueban el mercado de bonos basura.

Christian Hoffmann, administrador de carteras en Thornburg Investment Management señaló: "Normalmente el mercado le huye a la mayoría de las compañías que queman el dinero y están muy apalancadas. Pero éste no es el caso."

Tags relacionados

Noticias del día