Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Netflix no tiene asegurado el trono

Netflix recalcó que The Crown, su próxima serie sobre la Reina Isabel II, es buena para que la vean "los inversores". Si en esos episodios hay un mensaje para ellos, es oscuro. Quizás sea una frase del trailer que pronuncia la protagonista: "¿No crees que hubiera preferido crecer lejos de la atención, lejos de las miradas?"
Llegar a la mayoría de edad en los mercados públicos es difícil cuando tu ambición es perturbar la televisión en todo el mundo. Los volátiles resultados del servicio pago de videos por internet hicieron caer las acciones en porcentajes de dos dígitos en los anteriores dos anuncios de ganancias y este año quedaron detrás del mercado.
Pero el lunes llegó el rebote; la cotización de las acciones subió 20% y tocó su máximo de 2016. Ese repunte también es un recordatorio de que los inversores de Netflix son indulgentes siempre y cuando haya crecimiento de abonados al servicio.
Internacionalmente, hubo 3,2 millones de suscriptores adicionales en el tercer trimestre, comunicó Netflix, comparado con su propio pronóstico de 2 millones. El mercado estadounidense, que es más maduro, también superó las expectativas de clientes nuevos, con 370.000. Debido a ese avance, la capitalización bursátil de la compañía volvió a ser de u$s 50.000 millones pese a registrar una ganancia neta de sólo u$s 163 millones en los últimos 12 meses. El crecimiento es esencial, pero es demasiado difícil imaginar que los resultados futuros justifiquen esa valuación.
Por supuesto que los accionistas han mantenido su fe en otros grupos durante mucho más tiempo con sólo migajas de ganancias –Amazon, que compite con Netflix en el servicio de streaming de videos, es un ejemplo. Su margen operativo es levemente menor al 3,5% de Netflix. Pero el dominio del mercado que ha logrado Amazon en la venta minorista online –junto con su notable segundo acto en computación en la nube– constituye abundante evidencia de que las utilidades aparecerán.
En cuanto a Netflix, no es tan se
guro. La compañía prometió que habrá ganancias "sustanciales" el año próximo; sin embargo, el cash flow libre negativo este año está empeorando a u$s 1.500 millones. Esos datos no son irreconciliables: invirtiendo más efectivo por adelantado en contenido original como The Crown y Stranger Things, Netflix elimina a los estudios cinematográficos y gana flexibilidad para distribuir donde mejor le parezca. Debería seguirle a eso una aumento de los márgenes.
Pero, ¿cuánto?. El CEO Reed Hastings señaló que hay mucho lugar para crecer, comparando los 1.000 millones de usuarios activos diarios que tienen Facebook y Google con los 100 millones de Netflix. Ambos grupos también hacen dinero con un margen operativo de 26% en el caso de Google y 40% en Facebook.
Esas firmas están muy lejos del alcance de Netflix, y el servicio de TV a la carta no tiene para nada asegurado el dominio del trono que hoy ocupa.