Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Momento para una catarsis en el país

Brasil estaba paralizado en medio de una crisis económica, una crisis política y el mayor escándalo de corrupción en la historia del país. La situación no podía seguir así, por lo tanto, no siguió.
El desafío de Temer es enderezar la nave escorada que es el estado brasileño, al menos por un tiempo. Es probable que proclame un gobierno de "unidad nacional". Si es inteligente, dirá que no se postulará para presidente en las próximas elecciones de 2018.
Las finanzas del país también necesitan atención inmediata, sobre todo un enorme déficit fiscal equivalente al 10 por ciento del PBI.
Además de su plataforma titulada "Un Puente hacia el futuro" –que exige una economía más abierta, privatización, leyes laborales más flexibles y el fin de las pensiones ajustadas a la inflación–, para convencer completamente a los mercados, Temer tendrá que designar a algunos pesos pesados al frente del ministerio de Hacienda y del banco central.
Y eso no es todo. Para responder a las reclamos de que el juicio político a Rousseff fue un golpe de estado encubierto, también tendrá que nombrar a un poderoso ministro de justicia. Esto tranquilizará el país en que continuará la investigación de corrupción en Petrobras.
Actualmente el país, que ya ha soportado durante mucho tiempo la corrupción ordinaria, siente repulsión por lo que se conoce como "hipercorrupción". Eliminarla del sistema, como hizo Brasil con la hiperinflación hace dos décadas, sería un importante e indiscutible paso adelante.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar