Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Mike Pence: un vice con poder para negociar con el Congreso y lobistas

Pence tiene sólidas conexiones en la Cámara de Representantes

Pence tiene sólidas conexiones en la Cámara de Representantes

Donald Trump eligió a Mike Pence, gobernador de Indiana y ex legislador, como compañero de fórmula porque tiene lo que le falta al magnate de los bienes raíces: experiencia en gobierno y conocimiento de Washington. Ahora tiene la oportunidad de usar la falta de experiencia de Trump en la capital norteamericana para convertirse en uno de los vicepresidentes más poderosos de la historia.

Después de su victoria, Trump pidió a Pence que encabece el equipo de transición cubriendo cientos de cargos en la Casa Blanca y otras reparticiones, lo que ofrece esperanzas a legisladores y lobistas ansiosos por ver caras familiares en el poder.

Es un cambio radical que a Pence se lo vea como una fuerza de moderación. Él fue un rígido conservador durante una década en el Congreso y provocó un escándalo en 2015 al impulsar una ley que respaldaba la libertad de religión en Indiana a expensas de los derechos de los homosexuales. La pregunta es qué función tendrá una vez que la nueva administración asuma el 20 de enero –si seguirá el modelo del vicepresidente Joe Biden, el fiel teniente de Barack Obama, o si se parecerá a Dick Cheney, que moldeó la presidencia de George W. Bush desde la sombras.

Poco después de asegurarse la nominación republicana, Trump mostró señales de querer el modelo Cheney. Según un allegado a John Kasich, gobernador de Ohio que estaba considerado para el cargo, Trump dijo que el ex legislador se convertiría en uno de los "vices" más poderosos dado que él mismo no estaba empapado en la política de Washington.

Pence ofrece conexiones en la Cámara de Representantes que serán vitales cuando Trump busque poner fin al estancamiento legislativo y avanzar en las ambiciosas reformas fiscales, de salud, inmigración y bancarias.

Los estrechos lazos que mantiene con Paul Ryan, líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, amplia su potencial influencia. Pero su conservadurismo en lo social y fiscal contrasta con el enfoque menos ideológico de Trump. Con un presidente electo que declaró "todo es negociable", no hay garantía de que los instintos de Pence aseguren el éxito.

El proteccionista Trump acusa a China de estafar a EE.UU, pero Pence buscó ansioso inversiones chinas como gobernador pro comercio y apoyó todos los acuerdos comerciales que Trump critica. Melissa Proffitt, abogada de indiana que conoce a Pence desde su campaña a gobernador, dijo: "Mike es tranquilo. Su comportamiento es muy mesurado y muy amable. Esta conducta le brindará un buen equilibrio al enfoque tan directo y sin pelos en la lengua del presidente electo".