Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

México se prepara para perder actividad industrial

Mientras sigue la incertidumbre a raíz de la retórica proteccionista de la administración Trump, el futuro del sector manufacturero de México pende de un hilo.

En los últimos años la actividad fabril ha sido lejos el mayor imán para la inversión extranjera directa (IED) y un poderoso propulsor del crecimiento. Ese rol está en riesgo tras las amenazas de Donald Trump de construir un muro fronterizo y anular el Acuerdo de Libre Comercio de Norteamérica (Nafta), además de sus intentos personales por convencer a fabricantes como Ford de hacer grandes inversiones en Estados Unidos y no en México.

Crecen las esperanzas de que el gobierno de Trump no pueda cumplir con sus promesas y de que las últimas reformas en México ayuden a otros sectores como energía y la industria extractiva a surgir como impulsores alternativos de la IED.

Pero dado el dominio de la industria manufacturera en la inversión que ingresa al país, incluso unos pocos cambios de dirección inspirados en Trump podrían tener un impacto en general aunque hay sectores de la economía bastante atrasados.

Según FDi Markets, un servicio de propiedad de Financial Times, de las 375 compañías extranjeras que invierten, en 2016 unas 203 lo hicieron en el sector fabril y de cerca de 116.000 empleos creados, cerca de 80.000 fueron en el sector.

El panorama para este año no es bueno. Citibanamex, la unidad mexicana de Citibank, hace poco redujo su pronóstico para el IED general en 2017 de u$s 35.800 millones a u$s 25.000 millones. "El principal tema de 2017 será la incertidumbre y, por lo tanto, la débil inversión" señalan sus analistas en un informe. Ellos esperan un giro en el foco que se alejaría de la industria manufacturera para inclinarse por los sectores de petróleo y gas y por los servicios públicos de electricidad, gas y agua.

Michael Camunez, ex subsecretario de comercio de Estados Unidos y ahora CEO de la consultora ManattJones Global, aseguró que la caída de la IED en el sector fabril desacelerará el crecimiento económico de México en el corto plazo. "Sin embargo, México aprobó importantes reformas estructurales en el sector de energía que han creado significativas oportunidades de inversión que se mantendrán durante varios años. Estamos en las primeras etapas de esa inversión.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar