Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Mercados: lo bueno, lo malo y lo que viene para el resto de 2016 según el Financial Times

Aunque hay optimismo sobre el crecimiento de la economía global, los mercados no ven opciones de inversión sólidas. Las opiniones de los analistas no coinciden

Mercados: lo bueno, lo malo y lo que viene para el resto de 2016 según el Financial Times

Bien entrado el segundo trimestre los mercados lograron recuperarse tras el duro inicio de año, pero el ánimo todavía se ve afectado por la falta de un argumento inversor sólido. Junio será un mes crucial para los mercados por el referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (Brexit) y por la reunión de la Reserva Federal, Financial Times preguntó a expertos cómo ven el resto del año.

¿Qué acontecimientos o datos darán forma al resto de 2016?


Brexit y las reuniones de la FED son los temas, mientras que China también influye."La pregunta es si la Fed va a sobre reaccionar," señaló James Bateman, jefe de administración de carteras en Fidelity. "Hay peligro de que la Fed quede atrapada entre lo que es bueno para la economía y lo que es bueno para los mercados, y que cede frente a la presión para complacer a éstos últimos".


John Bilton, de JPMorgan Asset Management es optimista en cuanto al el crecimiento global y piensa que ayudará a la consolidación del dólar generando interés por el riesgo, pero sostiene que los inversores británicos "encontrarán difícil concentrarse mucho más allá del riesgo de Brexit". A los expertos también les preocupa China, desde el creciente problema de su deuda con atraso en el pago hasta su cuenta de capital.


¿Qué clases de activos son considerados más y menos atractivos?


En cuanto a activos atractivos no hay ninguno, dijo Larry Hatheway de GAM. "Lo que deben hacer los inversores es elegir entre las ofertas poco atractivas."


Alain Bokobza, jefe de asignación de activos globales en Société Générale, se inclina por los bonos que brindan protección contra la inflación, mientras que Mislav Matejka de JPMorgan prefiere los "activos tangibles", es decir el oro y los bienes raíces.


Las acciones quizás ya no estén baratas, aseguró Bilton, pero todavía son una alternativa atractiva frente a los bonos. Bateman está convencido de que Gran Bretaña no abandonará la UE, por lo que espera que las acciones del Reino Unido se recuperen.Sin embargo, para Matejka "a partir de ahí, lo menos atractivo son las acciones, dado el potencial fin del ciclo".
 

¿Qué tres activos apoyarían?


Compren todas las monedas del G10 contra el dólar, recomienda Ulrich Leuchtmann de Commerzbank. "Veo difícil que la tendencia que vimos en el primer trimestre de 2016 haya llegado a su fin", aseguró.
El oro tiene buenos seguidores, al igual que el petróleo, y hay leve apoyo a los activos de mercados emergentes.


Guy Monson, del administrador de activos Sarasin & Partners, opta por las acciones globales de alto rendimiento, los papeles de bancos globales y las acciones de mercados emergentes.


¿Qué otra recomendación se puede dar?


Las acciones europeas fueron favorecidas a principios de 2016 debido a las esperanzas puestas en la política monetaria divergente, pero los inversores que primero apostaron al Euro Stoxx 600 en lo que va de 2016 han perdido más de 4%.


El sector bancario europeo está casi 16% abajo este año. Jeremy Hale, estratega macro global en Citi, recomendó comprar bancos europeos después del anuncio de marzo pero aclaró: "Fue un error. Parecían baratos pero podrían permanecer baratos".


Si la Fed no sube las tasas para mayo 2017, ¿cuál sería la estrategia?


Si bien la mayoría pronosticó un alza para este año, Hale contó que la opción "no hacer nada" es una posibilidad real. Para creer que en este escenario, se está "contando con que habrá un desastre económico", aseguró Bateman, quien recomienda oro, petróleo y bonos atados a la inflación. Asimismo, Matejka se concentraría en inversiones en flujo de caja libre, recompras y rendimiento.


Pero si no hubiera recesión en el escenario, el dólar se debilitaría y "eso sería extremadamente positivo para los commodities y la mayoría de los mercados emergentes", dijo Bokobza.