Lunes  02 de Octubre de 2017

Macron usa un enfoque pragmático para Francia y lo quiere extender a Europa

Macron usa un enfoque pragmático para Francia y lo quiere extender a Europa
Como ministro de Economía hace dos años, Emmanuel Macron provocó indignación cuando facilitó la venta de Alcatel-Lucent, empresa alguna vez considerada líder del sector tecnológico de Francia, a la finlandesa Nokia. Como presidente, la semana pasada fue un paso más allá y aceptó dejar ir a un tesoro nacional aún más querido: Alstom, el fabricante de los trenes de alta velocidad TGV que son un emblema de la capacidad en ingeniería francesa.

La operación, mediante la cual Siemens tomará el control del directorio de Alstrom a cambio de fusionar su unidad ferroviaria con la compañía francesa, revela el enfoque pragmático poco sentimental del nuevo presidente de Francia, un ex oficial de banca de inversión de Rothschild, en lo que respecta a cuestiones industriales.

Junto con la decisión de permitir que la italiana Fincantieri se quede con una participación mayoritaria en STX, la dueña del astillero de la costa Atlántica de Francia, el acuerdo ferroviario demuestra que la Macron está dispuesto a terminar con la tradición de proteger a los activos considerados "estratégicos" de adquisiciones extranjeras.

"Macron no tiene ningún tabú sobre quién es el dueño de las fábricas o compañías. Pertenece a una generación que no tiene este tipo de apego", dijo Patrick Artus, director de investigaciones económicas en Natixis. "Los campeones nacionales (un concepto acuñado por Charles de Gaulle en los años sesenta) no tienen sentido para él. Cree que el nivel apropiado es Europa".

Cuatro meses después de ganar la presidencia, Macron busca reestructurar la segunda economía de la eurozona mediante reformas pro negocios de su mercado laboral y exenciones tributarias para los inversores en un esfuerzo por reducir el desempleo que supera el 9%.

Al mismo tiempo, el líder de 39 años promueve una UE que proteja más a sus empleados y los intereses económicos. Quiere un filtro más severo de las inversiones extranjeras y pidió a Bruselas que prohiba a las compañías no pertenecientes a la UE participar de licitaciones públicas si los países donde ellas tienen sus sedes aplican restricciones a las empresas del bloque.

Las operaciones de Alstom y STX se producen en un momento en que Macron busca superar la reticencia en la UE, particularmente en Berlín, a abrazar las reformas ambiciosas del bloque.

Esos acuerdos demostraron que Macron está tan dispuesto como sus predecesores, y quizás más, a entrometerse en el mundo corporativo, lo que los franceses llaman Meccano industriel

El gobierno dirigió las negociaciones entre Alstom y Siemens que comenzaron hace un mes. Finalmente, el estado francés acordó no ejercer una opción de comprar 20% de las acciones de Alstom. A cambio, la compañía alemana aceptó mantener al francés Henri Poupart-Lafarge como CEO de la nueva entidad durante cuatro años. También garantizó que se mantengan los puestos de trabajo en la histórica planta que tiene Alstom en Belfort, al este de Francia.

"No estamos decepcionando" a Alstrom, dijo un funcionario del ministerio de Economía directamente involucrado en las negociaciones. "Los TGV son muy simbólicos y sólo representan una pequeña parte de los ingresos de Alstom. Estamos creando un campeón mundial capaz de competir con los chinos".

Alstom habría quedado aislado si Siemens se hubiera fusionado con el rival canadiense Bombardier, agregó

En cuanto a STX, Macron pareció comportarse como se esperaba cuando bloqueó la adquisición italiana en julio, lo que provocó una pelea diplomática con Roma, incluso cuando la mayoría de los gobiernos se opondría a vender a una empresa estatal extranjera su único astillero capaz de construir un portaavión.

El miércoles, le dio luz verde a la operación, pero sólo después de un poco de ingeniería financiera digna de un oficial de banca de inversión. Francia prestará a Fincantieri una participación de 1% y les da a los italianos el 51% y el control. Pero durante los próximos 12 años, París podrá reclamar su 1% y el control del astillero si el grupo italiano no cumple con su parte del acuerdo.

Sus asesores y quienes han trabajado con él sostienen que Macron, con su experiencia en el trato con CEO como banquero de Rothschild y luego como asesor presidencial y ministro de Economía, se convenció de que hay mejores maneras de aumentar el empleo que seguir la política gaullista de favorecer a los compradores franceses por sobre los extranjeros.

"Emmanuel Macron es intervencionista, pragmático y europeo", dijo Philippe Martin, profesor de economía en Sciences Po que asesoró al presidente durante su campaña y trabajó con él en el ministerio de Economía. "Él preferiría una buena solución europea a una mala solución francesa", incluso cuando eso signifique ser criticado por los sindicatos y la oposición política en el país.

Francia ya no mantendrá el enfoque "romántico" de rechazar adquisiciones extranjeras, afirmó Macron a Financial Times durante una entrevista en 2015 después de la venta de Alcatel-Lucent a Nokia, una operación por 16.000 millones de euros. "Lo que me importa es encontrar soluciones racionales para quienes enfrentan dificultades y para que Francia conserve sus empleos y su capacidad de innovar", dijo.

Refiriéndose a los costos laborales y fiscales relativamente elevados de Francia, agregó: "No podemos ignorar el clima económico e industrial en el que operamos, con sus fortalezas y debilidades". Atraer y retener centros de investigación y desarrollo es más importante que las oficinas centrales, notó.

Dos años después, el gobierno de Macron pelea contra el plan de Nokia de reducir 600 puestos de empleo en Francia, incumpliendo sus compromisos, lo que prueba que el enfoque más laissez-faire conlleva riesgos.

Macron "no se hace ilusiones" sobre el estado de la economía francesa, dijo el profesor Martin. Es por eso que busca asegurarse de que surja una nueva generación de start-ups innovadoras. "Es una apuesta a largo plazo. Asume el riesgo. Si en cuatro años los TGV se fabrican en Alemania, él será considerado el responsable".

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000055,000058,5000
DÓLAR BLUE-0,396862,250062,7500
DÓLAR CDO C/LIQ1,0833-69,2800
EURO-0,263862,229762,2633
REAL0,034413,657913,6620
BITCOIN-1,15259.894,65009.905,0900
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS0,415460,4375
C.MONEY PRIV 1RA 1D-4,729770,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-4,635872,0000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000060,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,000095,0095,00
CUPÓN PBI EN PESOS0,00001,531,53
DISC USD NY0,000073,7573,75
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,000030.060,4600
BOVESPA0,0000104.817,4000
DOW JONES-0,590027.094,7900
S&P 500 INDEX0,00002.992,0700
NASDAQ0,00008.117,6740
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO1,4160328,9481324,3551
TRIGO CHICAGO0,5163178,8500177,9314
MAIZ CHICAGO0,6743146,9429145,9587
SOJA ROSARIO0,0000238,0000238,0000
PETROLEO BRENT-0,591263,900064,2800
PETROLEO WTI-0,550957,770058,0900
ORO0,77621.519,00001.507,3000