Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Macri busca repatriar cerca de u$s 400.000 millones del exterior

Un masivo retorno de fondos podría ser muy importante para estabilizar la estancada economía argentina y, especialmente, reduciría la presión sobre el gobierno

Para el nuevo presidente argentino Mauricio Macri, el escándalo de los Panama Papers –que lo persigue desde que a principio de año fue acusado de tener vinculación con empresas fantasma offshore– podría tener un aspecto positivo.
Macri espera que su plan de masiva amnistía fiscal se vea favorecido por el entorno cada vez más duros que enfrentan en todo el mundo los evasores de impuestos, mientras intenta restablecer la normalidad en uno de los países más volátiles desde el punto de vista financiero.
Dado que se estima que hay u$s 400.000 millones escondidos en cuentas bancarias extranjeras pertenecientes a ciudadanos argentinos –casi el equivalente al PBI del país– una repatriación masiva de fondos podría ser muy importante para estabilizar la agobiada economía, y especialmente reduciría la presión sobre el gobierno, pues no tendría que recurrir a emitir deuda externa.
En la legislación que se está debatiendo en el Congreso, los argentinos pueden elegir entre una pena de entre cero y 15% –según la cantidad y cuándo repatríen sus fondos– o invertir en bonos del Tesoro. El gobierno necesita recaudar u$s 3400 millones para pagarles una deuda a los jubilados, y otros u$s 5400 millones anuales para sus mayores haberes futuros.
En el ámbito político, la ley podría apuntalar el apoyo popular en un momento que las medidas de austeridad comienzan a hacerse sentir, aunque también podría elevar el déficit fiscal.
La decisión del gobierno de impulsar la demanda en la estancada economía argentina mediante la inyección de fondos frescos podría colocar a Macri en una posición fuerte de cara a las elecciones legislativas en 2017, en las cuales su coalición necesita buenos resultados para consolidarse en el poder, según plantea Nicolás Dujovne, economista en Buenos Aires.
Macri tiene dificultades para equilibrar las cuentas de la nación –dado el déficit fiscal de casi el 7% del PBI– sin perder el apoyo político a su plan de estabilización macroeconómica, que hasta ahora incluye la liberalización de divisas y subas de 600% en las tarifas de servicios públicos. Problemas de índole similar han debilitado a la mayoría de los gobiernos argentinos que se recuerde.
"Lo preocupante es que Macri está haciendo compromisos de gastos con dinero que el gobierno no tiene", dijo Nicholas Watson, analista de Teneo Intelligence en Londres, señalando que los blanqueos previos no cumplieron las expectativas.
La mayoría de los analistas espera que el proyecto de ley sea aprobado por el congreso. Pero Dujovne advirtió que si el blanqueo tiene tanto éxito como espera – atrayendo posiblemente hasta u$s 40.000 millones – el ingreso de capital hará subir el tipo de cambio.
La amnistía fiscal del gobierno anterior sólo recaudó u$s 2.600 millones, pero los cambios regulatorios en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos que se implementarán en 2017 son un fuerte incentivo para la participación.
Ignacio Labaqui, analista de Medley Global Advisers, un servicio de macro investigación propiedad del Financial Times, sostiene que el gobierno necesita mostrar resultados en su batalla por disminuir la inflación y reanimar el crecimiento mucho antes de las elecciones.
Dado que se renovarán un tercio del senado y la mitad de la cámara baja, Macri tendrá la oportunidad de convertir su minoría parlamentaria en una mayoría, lo cual le permitiría hacer cambios estructurales.
También ayudaría al presidente evitar el destino de muchos otros gobiernos no peronistas antes del suyo, aseguró Labaqui: "Teniendo en cuenta que ningún presidente no peronista pudo completar su mandato desde el advenimiento del peronismo en 1945, la preocupación de Macri sobre las elecciones de mitad de mandato es lógica".

Más notas de tu interés

Comentarios2
demian baus
demian baus 07/06/2016 10:28:21

Es una utopía. El dinero de los argentinos, no importa como fue logrado tiene no 10 sino mas de 20 opciones aún en el extranjero antes de volver.

Aviva Catz
Aviva Catz 07/06/2016 08:04:44

jajaja!!! que primero repatrie Mauri y sus ministros lo que tienen depositados en las cuevas financieras del exterior llamadas eufemísticamente "paraísos fiscales" y después y a lo mejor algunos traerán al país algunos morlacos .