Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Macri acude a la energía renovable para seducir a los inversores

El gobierno de Macri se propone diversificar la matriz energética e invita a las empresas a desarrollar las fuentes solares y eólicas como una forma de impulsar la alicaída economía

Macri acude a la energía renovable para seducir a los inversores

El nuevo gobierno de Argentina recurre a los helados vientos de la Patagonia para atraer inversión extranjera y reactivar su castigada economía. Y con su gran extensión semidesértica en el norte de país, Argentina es uno de los lugares más ventosos y soleados del mundo. El presidente de centroderecha Mauricio Macri espera captar u$s 20.000 millones durante los próximos diez años como parte de un objetivo que se fijó para 2025: que la nación genere el 20% de su energía a partir de fuentes renovables, comparado con el 1% de hoy.


"Queremos ser un jugador clave en energía renovable. Es un sector que ofrece grandes oportunidades", aseguró Marcelo Mindlin, CEO de Pampa Energía, que presentó una propuesta de inversión por cerca de u$s 400 millones en el marco de una licitación el mes pasado. El gobierno quiere atraer inversiones por más de u$s 2000 millones este año para proveer 1000 megawatts de energía mayormente solar y eólica.


El esfuerzo de Argentina de desarrollar energía renovable se produce en medio de un generalizado impulso en países en desarrollo, cuyas inversiones en renovables superaron en 2015 a las de naciones desarrolladas por primera vez. Esta situación se produce en un escenario de menores costos de generación. El año pasado también fue la primera vez que la capacidad de generación nueva proveniente de energía renovable supera a las demás tecnologías juntas. Si bien China representó más de una tercera parte de la inversión global en renovables –fue de u$s 286.000 millones el año pasado– Latinoamérica también se lanza al ataque. México y Chile más que duplicaron la inversión en renovables en 2015, mientras que más de la mitad de la energía de Uruguay ahora proviene de fuente renovables, siendo la hidroelectricidad la que abastece la mayor parte del resto.


Un éxito similar en Argentina, que para algunos analistas es la oportunidad de inversión en renovables más interesante, compensaría el decepcionante ritmo de la inversión en la inmensa formación de shale Vaca Muerta, ubicada en la Patagonia. Si bien cuenta con algunas de las reservas de shale oil y gas más grandes del mundo, Vaca Muerta hasta ahora no logró despegar debido a los bajos precios del petróleo y los mayores costos de perforación.


Gabriel Goldschmidt, director de infraestructura en Latinoamérica en la International Finance Corporation, señaló que Argentina "está muy atrasada" en lo que respecta al sector energías renovables, después de la mínima inversión que recibió en los últimos años debido al mal clima de negocios.


"Sería una enorme oportunidad perdida dadas los recursos disponibles y los precios de hoy si Argentina perdiera el barco", señaló Goldschmidt, que identifica la energía renovable como una de las principales áreas donde el brazo del sector privado del Banco Mundial muestra más interés en financiar.


Si bien Argentina depende de los combustibles fósiles para cerca de dos tercios de su energía –la mayor parte del resto lo provee la hidroelectricidad y la energía nuclear– el gobierno espera agregar 10.000 MW de energía más limpia en la próxima década.


Eso permitiría a Argentina depender menos de la costosa energía importada, que es lo que más pesa en su abultado déficit fiscal y la raíz de su problemas económicos. "Argentina quiere ser un nodo latinoamericano en energías renovables", dijo Emilio Ilac, CEO de Puente, un banco de inversión en Buenos Aires, afirmando que las compañías energéticas pueden esperar un "fenomenal" crecimiento en la Argentina en los próximos años.
Según él, hay un "enorme impulso" por invertir en Argentina, y contó que este año entre 15 y 20 fondos de inversión extranjeros visitan su banco todas las semanas.


Aún así, Goldschmidt señala mayores "tensiones" entre la necesidad del gobierno de atraer inversión rápido para hacer arrancar la economía –donde se espera una contracción para este año– y el tiempo que lleva planificar e implementar proyectos sustentables. Lo que preocupa es que esas inversiones no están llegando con la suficiente rapidez.

Más notas de tu interés

Comentarios3
Diego Peralta
Diego Peralta 10/06/2016 01:02:19

a 90 dolares el Mw de energía eólica, contra los 50 de Perú, de ninguna manera es más barato que la energía eléctrica importada.

Beatriz Loubet
Beatriz Loubet 10/06/2016 12:08:33

No sólo en el exterior se debe buscar inversores. Cada casa puede tener su panel solar y termotanque solar, fabricados en nuestro país. Pero son una inversión fuerte para la clase media, y no hay préstamos ni incentivos.

Néstor González Loza
Néstor González Loza 10/06/2016 06:02:22

Más que inversiones, Macri necesita nuevas relaciones laborales. http://proyectoactitud.blogspot.com/ pic.twitter.com/6aFOZASW3F