Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Lula da Silva suma ruido al gobierno de Temer en su retorno al ruedo electoral

Lula da Silva suma ruido al gobierno de Temer en su retorno al ruedo electoral

Con un hábil video, el ex presidente de Brasil Lula da Silva dio inicio a lo que muchos creen podría convertirse en uno de los más increíbles intentos de regreso político en el país.

El carismático líder del partido izquierdista de los Trabajadores, o PT, menciona sus ocho años en el poder entre 2003 y 2010, período en el que la economía de Brasil se encontraba entre las de mayor crecimiento en el mundo, y critica al actual gobierno conservador del presidente Michel Temer. "Quieren eliminar los derechos de los trabajadores y que sea más difícil jubilarse", dice Lula da Silva en el video de la semana pasada.

Si bien para las próximas elecciones falta más de un año, el regreso del populista Lula da Silva es un nuevo dolor de cabeza para Temer, que llegó al poder el año pasado tras el juicio político a Dilma Rousseff, la sucesora especialmente escogida por ex presidente.

Temer está teniendo dificultades para hacer aprobar la crucial reforma del sistema jubilatorio y se tambalea a raíz de una creciente investigación por corrupción. La reforma jubilatoria es considerada esencial para la supervivencia política de su coalición y para que la economía más grande de Latinoamérica se recupere de la peor recesión de su historia.

La investigación sobre las irregularidades en la petrolera estatal Petrobras se profundizó este mes cuando la Corte Suprema autorizó a que sean incluidos en la misma 74 políticos, entre ellos ocho ministros, y que se den a conocer cientos de horas de videos testimoniales. Las declaraciones de ejecutivos corruptos de la compañía constructora Odebrecht señalan que los políticos aceptaban las coimas a cambio de ayudar a la compañía a arreglar contratos y regulaciones. La evidencia incluye un relato sobre una reunión precedida por Temer, donde su partido Movimiento Democrático Brasileño supuestamente pidió a Odebrecht una coima de u$s 40 millones. "Al menos eso demorará algunas de las reformas", dijo Thomaz Favaro, vice director de la consultora Control Risks, refiriéndose a esa declaración.

Lula da Silva, ex líder del sindicato metalúrgico, también es mencionado en la evidencia nueva aceptando los favores. Gran parte de la corrupción en Petrobras se produjo durante su liderazgo y el de Rousseff. Pero él describe los cargos como una campaña difamatoria diseñada a evitar que él se presente en las elecciones del año próximo.

Independientemente de las acusaciones por corrupción, los votantes probablemente no le perdonen a Lula da Silva haber elegido a Rousseff como su sucesora, aseguran los analistas. Destituida el año pasado, llevó al país a una severa recesión.

Sin embargo, pese a estos factores, una reciente encuesta de CNT/MDA mostró que Lula da Silva ganaría las elecciones si la votación fuera hoy. Terminó su mandato en 2010 con el 83% de aprobación después de un largo auge económico en el que la clase media brasileña creció y pasó a representar la mitad de la población. "Estamos lanzando a Lula inmediatamente como candidato a presidente con un programa para rescatar al país de la crisis", dijo el senador del PT Lindberght Farias a Financial Times.

Pero también podría enfrentar formidables competidores nuevos, como João Doria, un empresario sin experiencia política que fue elegido alcalde de San Pablo. "Con este sentimiento anti establishment, el gran ganador es Doria", dio João Augusto de Castro Neves, analista de la consultora Eurasia Group.