Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Lula, cada vez más cercado por los casos de corrupción en Brasil

Analistas creen que su supervivencia política y la del PT están cada vez más en riesgo. Y que no se postulará en 2018. Mañana declara con su esposa en calidad de testigos por denuncias

Con el fin del agitado carnaval de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el ex presidente de ese país, pasó a ser centro de algunas de las celebraciones, pero no de la forma que el socialista ferviente hubiera querido.
En un carro alegórico en la ciudad Recife, el líder de Brasil durante los años de auge 2003-2011 fue representado como un preso en una jaula vigilado por una agente del FBI armada con un látigo.
La puntería contra el otrora popular líder – a cuyo gobierno se le ha atribuido la hazaña de sacar de la pobreza a millones de personas con beneficios sociales y aumentos salariales – crece medida que avanzan las investigaciones por corrupción que incluyen también a sus familiares y amigos.
Las acusaciones de que su partido de izquierda el Partido de los Trabajadores (PT) aceptó favores de compañías constructoras a cambio de contratos con Petrobras, la petrolera estatal, han sido denunciadas por sus abogados como una campaña de difamación.
Pero a medida que se acercan las acusaciones al ex presidente –se espera que el líder y su esposa Marisa se presenten en la oficina del fiscal en San Pablo mañana para atestiguar con respecto a algunas de las denuncias– su supervivencia política y la del PT están cada vez más en riesgo. Muchos analistas desestiman las posibilidades de que el partido gane las elecciones municipales este año y de sus planes para volver al escenario político en las siguientes elecciones presidenciales en 2018.
"Las posibilidades de que Lula se postule en 2018 son remotas –ya eran remotas antes y ahora con las denuncias de corrupción aún más", dijo João Augusto de Castro Neves de Eurasia Group.
El movimiento de las investigaciones de Petrobras hacia Lula da Silva comenzó después del arresto de empresarios importantes y figuras de la coalición del gobierno, incluyendo al ex tesorero João Vaccari Neto. El escándalo ha desestabilizado el gobierno de la Presidenta Dilma Rousseff –sucesora designada por el mismo Lula da Silva– que ahora enfrenta procedimientos de juicio político en el Congreso.
Un portavoz de la oficina del fiscal de San Pablo informó que se les pedirá a Lula da Silva y a su esposa que den testimonio sobre un departamento en la playa que fue presuntamente renovado por una constructora involucrada en el escándalo de Petrobras. Los medios masivos de comunicación han reportado que una casa de campo presuntamente usada por el presidente también está bajo investigación.
Cristiano Zanin Martins, un abogado de Lula da Silva, aseguró que las denuncias eran una campaña de difamación. "Ya se han presentado documentos que descartan cualquier posibilidad de que esas propiedades le pertenezcan al ex presidente Lula", le dijo a Financial Times. "Lo que hay es una campaña orquestada por algunas autoridades con motivaciones ideológicas y por algunos sectores de la prensa para arruinar el honor y la imagen del ex presidente Lula".
Lula da Silva apareció en un video esta semana para conmemorar el 36º aniversario del partido, en el que reconoció que "es verdad que hemos cometido errores y quien comete errores debe pagar por los errores que ha cometido". Pero les pidió a los seguidores leales del partido a defender al partido de lo que él denominó como un ataque de los "conservadores".
Los analistas dudan de que puedan repuntar el presidente y su partido, aun sin la investigación sobre la corrupción. Con la economía de Brasil enfrentando su peor recesión en más de un siglo, los votantes van a buscar un cambio en las siguientes elecciones.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar