Lunes  29 de Octubre de 2018

Los inversores ya no tienen dónde refugiarse

Mientras se bambolean los mercados globales, casi todas las grandes clases de activos entraron en territorio negativo este año

Los inversores ya no tienen dónde refugiarse

Los mercados globales atravesaron muchos bamboleos después de la crisis, pero este último es único: por primera vez en un muy largo período, casi todas las grandes clases de activos entraron en territorio negativo este año.

El mercado de valores y los bonos basura estadounidenses eran los últimos dos rincones que se mantenían con pequeñas ganancias en 2018. Pero este mes incluso las acciones tecnológicas exitosas se desplomaron, y la semana pasada se evaporó lo que quedaba de las ganancias del S&P 500, lo que dejó a los inversores frente a un mar de números en rojo.

El rebote de los mercados registrado el jueves duró poco, dado que los inversores que habían empezado a explorar los escombros en busca de buenas operaciones quedaron en mala posición cuando los resultados del tercer trimestre de Amazon y Alphabet reactivaron la venta masiva. El S&P 500 sólo cayó 3% o más dos veces entre 2012 y 2017, pero este año sucedió en cuatro oportunidades, y dos veces este mes.

Sin embargo, los analistas y los inversores insisten en que todavía no han entrado en pánico. Si bien octubre fue un mal mes, la sensación de su gravedad es mayor debido al período de calma que lo precedió. El mercado de valores norteamericano históricamente mantiene un promedio de más de cuatro caídas de 5% (o más) por año, y de una corrección de 10% una vez por año. 

En los fondos de acciones estadounidenses entraron u$s 1.800 millones en la semana finalizada el 24 de octubre, según datos de EPFR, lo que indica que algunos inversores están buscando aprovechar la caída. "Nunca se disfruta un descenso tan abrupto de los mercados, pero no creo que ningún inversor esté saltando del barco", dijo Andrew Scott, director de estrategias de flujos en Société Générale.

Incluso el ánimo en los mercados emergentes –los más golpeados desde el verano boreal– también empieza a mejorar. El índice de monedas emergentes de JPMorgan rebotó 3% desde su piso de septiembre, lo que permitió que la deuda emergente en moneda local y moneda fuerte se recupere de sus mínimos, aunque los mercados de acciones siguieron su tendencia a la baja.

Sin embargo, la intensidad de la venta masiva —las acciones globales van camino a tener su peor mes desde mediados de 2012— y su amplitud dieron lugar a cierta especulación de que la Reserva Federal de Estados Unidos podría no tocar las tasas de interés en su próxima reunión de diciembre. Hace tiempo que se considera inevitable un cuarto aumento este año, pero ahora crecen las dudas.

Los futuros de fondos federales, derivados que permiten a los operadores apostar a las tasas de interés estadounidenses, ahora indican que hay un 33% de probabilidad de que el banco central las mantenga sin cambios en diciembre, comparado con el apenas 19% del viernes pasado.

El rendimiento de los títulos del Tesoro a dos años, el rincón más sensible a las tasas dentro del mercado de bonos del gobierno norteamericano, se deslizó a su piso inferior a 2,8%. Las condiciones financieras, un indicador que refleja que tan alentadores o restrictivos están los mercados para el crecimiento, también se endurecieron abruptamente este mes. El índice Goldman Sachs que mide la presión que recibe la salud financiera saltó a su nivel más alto desde marzo de 2017.

Sin embargo, la mayoría de los inversores sigue creyendo que la Fed moverá las tasas, dados los comentarios de sus autoridades en los últimos meses.

"Siguen dependiendo de los datos, y parecen convencidos de que la economía de Estados Unidos está bien", dijo Jim Sarni, director de Payden & Rygel. "Se necesitará más que eso para que cambien el rumbo".

El Banco Central Europeo (BCE) también parece poco perturbado. En su última conferencia de prensa el jueves, el presidente de la entidad Mario Draghi dijo que la volatilidad del mercado es una "persistente" causa de preocupación. Sin embargo, no llegó a sugerir un cambio en los planes del BCE de reducir su estímulo, haciendo hincapié en que las tasas de interés seguirán extremadamente bajas incluso después de que los programas de compra de bonos empiecen a desarmarse.

Por lo tanto, el mayor peligro que enfrentan los inversores es que el mercado bajista de este año (que se caracteriza por la creciente secuencia de clases de activos que sufren caídas) siga adelante y arruine muchos métodos de construcción de carteras.

Lo que inquieta sobremanera en este mercado bajista es que hasta los grandes inversores diversificados tienen pocos lugares donde esconderse. En general, las inversiones en bonos ofrecen cierta protección cuando las acciones se tambalean. Y la renta fija tiende a hundirse cuando los mercados de acciones suben. Pero en 2018, casi nada funcionó, lo que debilita uno de los principios básicos de cómo se diseña la mayoría de las carteras de inversiones, la importancia de la diversificación.

La imposibilidad de aislarse de la renta fija exacerbó la venta masiva, dado que los inversores que quieren recortar su exposición al mercado no tienen opción más que simplemente vender, explicó Salman Ahmed, estratega jefe de inversiones en Lombard Odier Asset Management.

La deuda de alto rendimiento norteamericana se mostró sorprendentemente resiliente, pero este año apenas se mantiene en territorio positivo, y el mercado global de bonos en su conjunto perdió más de 3% en 2018, y va camino a registrar su tercer peor año desde al menos 1998. Al mismo tiempo, el FTSE All-World se derrumbó casi 10% sólo este mes.

Si las correlaciones históricas siguen volviéndose locas, podría causar un "absoluto baño de sangre" para los inversores que no busquen proteger sus carteras de manera más creativa, predijo Scott de Société Générale.

"Todo el argumento de la diversificación de carteras no funciona cuando todo se vende de manera masiva", afirmó Scott. "Es por eso que éste será un momento fascinante para los mercados".

No hay comentarios. Se el primero en comentar
MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN-0,398457,500062,5000
DÓLAR BLUE0,000065,750066,7500
DÓLAR CDO C/LIQ-1,0328-76,3636
EURO0,474465,752165,9968
REAL0,167514,174914,2298
BITCOIN-2,02418.456,20008.462,0800
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-0,403846,2500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-0,881156,2500
C.MONEY PRIV 1RA 7D-0,865857,2500
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000047,5000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)0,0000150,00150,00
CUPÓN PBI EN PESOS1,73912,342,30
DISC USD NY0,199175,5075,35
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL2,682031.019,6900
BOVESPA0,4700106.059,9500
DOW JONES0,800027.781,9600
S&P 500 INDEX0,76953.096,6300
NASDAQ0,73008.479,0170
FTSE 1000,14007.139,7600
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO0,1364337,3073336,8480
TRIGO CHICAGO-0,9847184,7290186,5662
MAIZ CHICAGO-1,3307145,9587147,9271
SOJA ROSARIO-0,1161258,0000258,3000
PETROLEO BRENT1,766263,380062,2800
PETROLEO WTI1,902457,850056,7700
ORO-0,18341.469,10001.471,8000