Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los inversores revisan los riesgos políticos después del referéndum

Quieren redireccionar parte de los recursos dedicados a evaluar datos económicos y financieros a observar patrones de votación e información de las encuestas

Los inversores revisan los riesgos políticos después del referéndum

Los inversores que tropezaron con el Brexit y el posterior derrumbe del mercado se ven obligados a revisar la manera en que analizan y se preparan para los riesgos políticos, incluyendo el potencial de que gane Donald Trump a fines de este año, aseguran los asesores y administradores de carteras.

La actividad bursátil y las apuestas en vísperas del referéndum del jueves pasado revelaban una generalizada opinión de que los británicos optarían por quedarse en la UE. Mientras tanto, las encuestas del día del referéndum también indicaban una victoria del Permanecer, aunque por un reducido margen. La percepción terminó siendo equivocada y muchos inversores fueron masacrados en el baño de sangre que hubo en los mercados una vez conocidos los resultados.

Joachim Fels, asesor económico global de Pimco, señaló que los administradores de activos deben redireccionar parte de los recursos abocados a analizar el mercado y datos económicos y destinarlos a evaluar los patrones de votación y la información de las encuestas. "Estamos entrando en un período en el que la política podría convertirse en más importante que la economía al momento de fijar precio a los activos", aseguró.
La posibilidad de una victoria de Trump en las elecciones presidenciales –que podría suponer un desafío a la globalización– es uno de los resultados inminentes que podrían golpear a los inversores mal preparados.

Doug Rediker, presidente de International Capital Strategies, una firma de asesoramiento, y miembro del think-tank Brookings, dijo que los inversores no pueden darse el lujo de ser complacientes con las elecciones de noviembre. "Para aquellos que han descontado fuertemente la posibilidad de que Trump gane en noviembre, esto [el Brexit] debe ser un llamado de atención. Las posibles implicancias de escenarios improbables deben tenerse en cuenta en las decisiones de inversión", aseguró.

Hillary Clinton aventaja a Trump en las últimas encuestas, y los demócratas actualmente tienen casi 70% de probabilidades de llegar a la Casa Blanca en noviembre, según el sitioweb Predictlt.

Pimco, que maneja u$s 1,5 billones, principalmente en fondos de renta fija, decidió el mes pasado disminuir sus tenencias de bonos más riesgosos y citó como motivo los crecientes riesgos de rentabilidad negativa económica, incluyendo el avance del populismo en todo el mundo. Tomó la medida después de un foro para su staff de inversiones, donde el ex primer ministro británico Gordon Brown –ahora asesor en Pimco– habló sobre la reacción contra la globalización.

Los mercados se perdieron la posibilidad de que el Brexit ganara el referéndum porque los inversores forman parte de una élite que habla entre sí y no con los votantes y otra demografía, dijo Fels. "No confíen en sus instintos, no confíen en las conversaciones que ustedes mantienen con quienes tratan normalmente", recomendó.

Nicholas Colas, estratega de mercado jefe en la sociedad de bolsa neoyorquina Convergex, coincide. "Hay dos mitades en Estados Unidos que no hablan entre sí. Los dueños de activos no comprenden lo que piensan del mundo las personas que no tienen riqueza", dijo.

Andrew Milligan, jefe de estrategia global en Standard Life Investments en Edimburgo, explicó que la naturaleza cada vez más variable de las opiniones políticas hace que sea más complicado tener una lectura precisa de las encuestas de opinión y de los sitios de apuestas, lo que significa que los administradores de carteras deben evitar confiar demasiado en ellos. El impacto impredecible de los medios sociales también hace más difícil pronosticar los resultados.

Inversores como Standard Life están prestando más atención al análisis de escenarios, sometiendo sus carteras a shocks simulados para ver cómo responden frente a acontecimientos políticos, económicos o financieras inesperados, contó. Las carteras también deben estar bien diversificadas. "Los sitios de apuestas y encuestas de opinión no ofrecen resultados exactos tal como ocurría años atrás".

Durante la crisis financiera, donde el Congreso norteamericano primero rechazó un plan de rescate bancario antes de reincorporarlo después de un derrumbe del mercado y olas de crisis de deuda soberana en la eurozona, los inversores se acostumbraron a que la política finalmente llega a una conclusión pro mercado, dijo Colas.

"El mercado se equivocó con el Brexit. Y mucho. Eso cuestiona a los encuestadores y los mercados que están descontando posibles resultados en base a viejas herramientas. También da qué pensar si los mercados realmente pueden pronosticar resultados políticos importantes, en particular cuando uno de ellos no es considerado políticamente correcto.