Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los grandes bancos mudan a sus empleados a ciudades más baratas

Los bancos de Wall Street y Europa necesitan bajar costos. El avance de la tecnología y las comunicaciones digitales facilitan el trabajo a distancia

Los grandes bancos mudan a sus  empleados a ciudades más baratas

En el futuro, los profesionales que se incorporen a la banca mundial podrían tener su sede tanto en Lisboa, Dublín, Varsovia o Carolina del Norte como en Londres o Nueva York. Muchas de las instituciones financieras más grandes de Estados Unidos y Europa están acelerando la mudanza de miles de empleados y hasta las actividades más críticas fuera de los principales centros financieros hacia lugares de más bajo costo.


Los ejecutivos de BNP Paribas están diseñando planes que comprenden la contratación de más personal en los próximos tres años en Portugal, y la entidad bancaria más grande de Francia probablemente duplique los casi 2.000 empleados que tiene en Lisboa.


Credit Suisse está recortando 1.800 puestos de trabajo en Londres y 1.600 en Suiza, y los reemplaza con staff más barato en "centros de excelencia" en India, Europa del este y Raleigh, Carolina del Norte. El banco suizo también anunció a fines de 2015 que sus excelentes operadores bursátiles de Londres están entre los 100 puestos que reubicará en su sede más barata del otro lado del Mar de Irlanda, en Dublín.


Las mudanzas muestran que los bancos están teniendo una mirada más estricta sobre las actividades que necesitan tener base en los centros financieros de mayor costo, a medida que las comunicaciones digitales y la computación en la nube permiten que el trabajo a distancia sea más sencillo.


Las grandes entidades de inversión de Wall Street y Europa tienen dos obstáculos: la caída de los ingresos de la banca de inversión y la mayor regulación pos crisis. "Las bancas corporativa y de inversión hace mucho años que operan en el extranjero, pero lo que estamos viendo ahora es que se aceleró la intensidad debido a las condiciones económicas y también la digitalización de la industria, dijo Bill Michael, director global de banca y mercados de capitales en KPMG.


Goldman Sachs está construyendo un nuevo campus en Bangalore para albergar cerca de 9.000 empleados de operaciones y tecnología de back-office, lo que convertiría a la ciudad india en su segunda sede más grande después de Nueva York. También apunta a contratar varios cientos de empleados para un ampliado centro de servicios en Polonia que espera inaugurar en Varsovia este año.


Algunos bancos vienen haciendo esto desde los años ochenta. JPMorgan Chase abrió su oficina de Bournemouth en 1986. Después de contratar a más de 400 personas el año pasado, el banco estadounidense ahora tiene 4.000 dedicados a los servicios de IT, compliance, operaciones y tesorería en la costa sur del Reino Unido. También emplea cerca de 2.000 en Edimburgo y Glasgow.


Hay señales de que los bancos grandes se van de lugares muy alejados como India, que pueden verse afectados por los altos costos y la elevada rotación de personal. En cambio, están girando su foco hacia regiones más cercanas como Europa del este o Florida.


El personal de la operación india del banco a menudo deja el puesto a los seis meses –trabajan para pagar la facultad– y en general no son los más brillantes de su clase, porque esos van directamente a bancos de Londres y Nueva York.


Philippe Morel, director de mercados de capitales globales en Boston Consulting Group, señaló: "Muchas firmas sienten que han alcanzado el máximo que se podía trasladar al extranjero y ahora están cambiando personal del área metropolitana a lugares cercanos pero fuera del país para seguir bajando costos". Por ejemplo, Citigroup mudó a sus empleados de los departamentos de legales, recursos humanos, equipos de riesgo de Londres a Belfast. Mientras que BNP y Morgan Stanley trasladó parte de sus empleados de investigación crediticia a Lisboa y a Budapest respectivamente.