Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los bonos sauditas son sólo castillos de arena

Por ser un país tan rico, el Reino de Arabia Saudita tiene un problema de ingresos bastante grande. Gasta mucho más de lo que recibe. Para ayudar a cubrir ese agujero en el flujo de caja, el reino decidió por primera vez emitir bonos. La demanda del mercado fue buena para el debut de ayer. Los títulos valores en cuestión son una apuesta no sólo a que subirá el precio del petróleo sino también a que habrá un gran cambio estructural en la economía en el corto plazo.


Arabia Saudita emitió deuda por u$s 17.500 millones, la mayor operación para una economía emergente. La entusiasta demanda –órdenes por casi u$s 70.000 millones– significa que los rendimientos al vencimiento no están muy por arriba de créditos regionales mejores como Qatar. El tramo de cinco años por u$s 5.500 millones rendirá cerca de 2,6%.


Para cuando esa deuda venza, Arabia Saudita debería ser algo diferente, según el Plan de Transformación Nacional del Reino. Éste apunta a que la economía deje de depender del petróleo generando ingresos no derivados del crudo por u$s 100.000 millones. Eso requerirá cierto esfuerzo: se proyecta que los ingresos no petroleros se triplicarán a 22% del PBI en 2020. Gran parte del incremento debería llegar en forma de mayores imposiciones sobre la economía: reducir subsidios al petróleo y a la electricidad y aumentar el IVA, lo que frenará cualquier recuperación económica.


Es necesario el plan sabiendo que hay algunos problemas urgentes. El déficit presupuestario es cercano al 15% del PBI, y con el desempleo juvenil en 30%, el gobierno debe diversificar la economía para crear algunos de los tan necesitados puestos de trabajo fuera del sector petrolero. Ya se dijo eso en el pasado, pero con la mitad de sus ciudadanos con menos de 30 años, hay que actuar para evitar el riesgo de tener una generación desilusionada.


Una ola de liquidez global ayudó a Arabia Saudita a vender sus bonos relativamente baratos. Incluso si los precios del petróleo repuntaran en los próximos años, el reino todavía tiene mucho por hacer para cumplir con las expectativas internas y externas. Esperemos más emisiones de bonos en los años venideros.

Más notas de tu interés

Comentarios1
sebastian comyn
sebastian comyn 20/10/2016 07:12:32

relativamente barato un 2%? Si alguien invierte con este rendimiento en un bono de estos con el titulo de la nota es un suicida