Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Los bolivianos le dijeron "gracias, pero no" a Evo

Los resultados preliminares indican que los bolivianos rechazaron el intento del presidente Evo Morales de permanecer en el poder cambiando la constitución. Sería un duro golpe para un líder en su momento considerado invencible en las urnas.
Con 72,5% de los sufragios escrutados en el referéndum del domingo, los resultados oficiales muestran que 56,5% votó en contra de una enmienda constitucional que permita al presidente candidatearse a un cuarto mandato en 2019 mientras que 43,2% votó a favor, según la agencia de noticias estatal.
Si los resultados se mantienen, sería la primera vez que pierde una elección nacional el primer presidente indígena del país en sus 10 años en el poder.
Morales, a quien todavía le quedan casi cuatro años en el cargo, pidió paciencia ayer hasta saber los resultados finales, a los que prometió respetar. Si perdiera, "la vida sigue y la lucha continúa", dijo.
El partido gobernante Movimiento Hacia el Socialismo se aferra a la esperanza de tener buen desempeño en las zonas rurales y entre los bolivianos que viven en el exterior.
Si bien los resultados definitivos podrían demorarse hasta hoy, la oposición del país ya declaró la victoria. "Llamaron a un referéndum y lo perdieron", aseguró el líder de la oposición Samuel Doria Media. "Reconozca su derrota y obedezca al mandato del pueblo", pidió a Morales.
Sin embargo, Morales todavía es popular. Sus seguidores sostienen que él puso fin a cinco siglos de opresión contra el pueblo indígena. Obtuvo su primer mandato en 2005 con 54% de los votos, fortaleciendo ese apoyo en 2009 con 63%, y recibió 61% en 2014.
"Gracias, pero no" dice un graffiti en El Alto, la ciudad indígena más grande de la región.
Milagros Chávez, una docente local, señaló al salir de su puesto de votación: "Evo nos permitió avanzar, eso es incuestionable. Pero voté que no porque siento que estamos yendo hacia atrás otra vez y tenemos que concentrarnos en el futuro".