Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Los bancos de Wall Street volverán a reportar ganancias mediocres

Golpeados por China y el petróleo, se espera que los resultados de los cinco grandes bancos de inversión estadounidense muestren nuevamente un desempeño débil

Los bancos de Wall Street volverán a reportar ganancias mediocres

Los bancos de Wall Street están a punto de anunciar otra serie de ganancias mediocres, debido a que en la víspera de la histórica alza de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal no lograron impulsar su crucial negocio de trading.


Se espera que los resultados que se presentarán en esta semana y la próxima muestren que los cinco grandes bancos de inversión de Estados Unidos generaron los ingresos por negociaciones bursátiles en el cuarto trimestre de 2015 fueron aún inferiores a los obtenidos en el difícil período anterior.


Esta última serie de cifras débiles recalca de qué manera los desafíos estructurales –como la regla Volcker que les prohibe hacer operaciones por cuenta propia y el giro hacia las plataformas electrónicas– están pesando sobre los bancos de inversión.


En el trimestre, los cinco grandes –JPMorgan Chase, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Bank of America y Citigroup– produjeron juntos ingresos por u$s 8.000 millones con las ventas de deuda y el negocio de trading, estima Credit Suisse.


Esto representa una mejora de sólo 2% respecto de un período especialmente complicado un año atrás y una caída de 15% versus el trimestre anterior. Tradicionalmente, fin de año es un período más tranquilo porque los inversores se relajan con vistas a la Navidad. Sin embargo, Brennan Hawken, un analista de UBS, señaló que el cuarto trimestre fue más débil de lo normal.


Los inversores, nerviosos, no hicieron operaciones debido a los bajos precios del petróleo combinado con los mayores temores por China, explicó. El nerviosismo continuó entrado el año nuevo, dijo Hawken, exacerbado por las tensiones políticas en Arabia Saudita y Corea del Norte. "Este tipo de escenario es realmente malo".


El auge de las fusiones y adquisiciones entre empresas ayudó a aliviar parte de la presión. Pero las comisiones por esas operaciones fueron equivalentes a sólo una décima parte de las generadas con las ventas y trading en nueve de los mayores bancos durante los primeros nueve meses del año.


JPMorgan fijaría el tono cuando arranque con la seguidilla de anuncios de resultados esta semana con una caída pronosticada de 16% respecto del trimestre anterior en su negocio de renta fija, monedas y commodities, según Deutsche Bank. Los analistas proyectaron que en todo el banco la ganancia neta ajustada será de u$s 4.860 millones, lo que mostrará un descenso de 5% comparado con el año pasado.


Varios ejecutivos, incluyendo el CEO de Bank of America, el mes pasado emitieron predicciones pesimistas para los ingresos por trading en el cuarto trimestre. La suba de la tasa de interés por parte de la Fed se produjo sólo dos semanas antes de la finalización del trimestre, lo que limitó su impacto positivo sobre los resultados financieros.


"Al inicio del cuarto trimestre muchos inversores creían que habría un rebote comparado con el tercero, mayormente debido a la expectativa de que la Fed subiría las tasas", contó Gerard Cassidy, analista de RBC Capital Markets. "Esas esperanzas se vieron frustradas".


Morgan Stanley trazaron planes el mes pasado para la eliminación de 470 puestos de empleo en su unidad FICC –que comercializa bonos, divisas y materias primas–, el equivalente a una cuarta parte de su personal. Se espera que las unidades de banca minorista de los bancos se beneficien con el alza de la tasa de interés de la Fed. Las entidades de préstamos ya trasladaron el alza de tasas a los tomadores de crédito pero hasta ahora evitaron ofrecer mejores términos a los depositantes.


Goldman Sachs calcula que los bancos podrán elevar sus ganancias netas cerca de 2% este año, asumiendo que el costo de los depósitos se mantiene constante y hay otras dos subas de las tasas por parte de la Fed.
Ken Usdin, analista de Jefferies, señaló que la gran pregunta para 2016 es si las pérdidas derivadas de la energía y otros sectores "sobre apalancados" van a quedar compensadas en su totalidad con las ganancias provenientes de los márgenes netos de interés. "Si no sucede eso, habrá aún mayores desafíos para los bancos," concluyó.